La Policía desarticula un punto de venta de droga en el barrio de San Antonio

R. I.| MOTRIL

El Grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional de Motril ha detenido a cuatro personas de una misma familia por un delito de tráfico de drogas y ha desarticulado así un punto de venta en la barriada marginal de San Antonio de Motril

La semana pasada, y con ocasión de la última fase de una investigación policial iniciada en el mes de septiembre, los agentes adscritos a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Motril accedieron, con la autorización del Juzgado, a realizar una entrada y registro en dos domicilios y un trastero de la mencionada barriada.

Para la realización de tal diligencia los agentes contaron con la inestimable colaboración de las Unidades de Intervención Policial de Málaga, extremo este que fue necesario dada la especial conflictividad y peculiaridades arquitectónicas del edificio donde se pretendía intervenir.

Asimismo fue preciso intervenir con equipos de excarcelamiento para franquear el acceso principal al edificio y los dos inmuebles que se establecieron como objetivo, los cuales habían sido protegidos por sus inquilinos con rejas metálicas y puertas blindadas de seguridad.

Modus operandi

En las fases previas de la misma investigación los dispositivos policiales realizados por el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría había logrado establecer el 'modus operandi' seguido por este clan familiar y con ello obtener los indicios necesarios para la solicitud de los correspondientes autorizaciones judiciales de entrada y registro.

Como resultado de estos, se han intervenido importantes cantidades de sustancias estupefacientes, cocaína, heroína, hachís y marihuana -la diversidad de sustancias indica la importancia del punto de venta desarticulado-, 27.191 euros en metálico, numerosas joyas, balanzas de precisión, utillaje para la manipulación de las diferentes sustancias estupefacientes, teléfonos móviles, y diverso material de vídeo y audio de alta gama que infiere el alto nivel de vida «que a los detenidos les gustaba aparentar», según informó la Policía.