La biblioteca digital europea, cerrada por colapso

Millones de clics en la herramienta durante sus primeras horas de vida bolquean la herramienta y provocan su cierre temporal hasta diciembre

AGENCIAS |BRUSELAS
La biblioteca digital europea, cerrada por colapso

La biblioteca digital europea, Europeana, ha cerrado horas después de su inauguración oficial desbordada por el "éxito inesperado" entre los internautas, que ralentizaba y ha llegado a bloquear la página web. Europeana permanecerá cerrada al menos hasta mediados de diciembre para resolver los problemas técnicos detectados.

El portavoz de Sociedad de la Información, Martin Selmayr, ha explicado que Bruselas esperaba una media de 5 millones de clics por hora en la página web de Europeana (www.europeana.eu), pero la demanda real el día de lanzamiento fue tres veces mayor y llegó incluso a 20 millones por la tarde. Esto colapsó la página pese a que a primera hora de la mañana ya se había duplicado la capacidad del servidor.

"No vamos a disculparnos. Lamentamos que no haya funcionado como nos hubiera gustado. Pero para nosotros no es un fracaso sino un éxito inesperado. Europeana cayó víctima de su propio éxito", asegura Selmayr.

Alemania, Francia y España encabezan las visitas

Durante las escasas horas que Europeana estuvo disponible, el mayor número de consultas procedió de Alemania (17%), Francia (10%), España (9%), Italia (6%), Países Bajos (5%), Bélgica y Estados Unidos (4% cada uno) y Reino Unido y Polonia (3% cada uno). La ceremonia de lanzamiento de Europeana se celebró este jueves en la Biblioteca Real de Bélgica en presencia del presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y de la mayoría de ministros de Cultura de la UE, entre ellos el español César Antonio Molina.

Europeana permitía acceder a dos millones de objetos culturales de bibliotecas, museos y archivos de todos los Estados miembros. La mitad del contenido de la biblioteca proviene de Francia, el Estado miembro más avanzado en materia de digitalización, mientras que España sólo aporta el 1,4% de los fondos, que vienen de la Biblioteca Nacional.