El juicio contra Youtube queda suspendido sin fecha prevista

Han surgido nuevos elementos -en un pleito que ya es de por sí complejo- y el aplazamiento se perfila como la mejor solución

C.M. |GRANADA

El juicio, cuyo inicio estaba previsto para hoy, por un vídeo violento que fue colgado en Youtube desde Granada ha quedado suspendido sin fecha prevista para celebrarse. Han surgido nuevos elementos -en un pleito que ya es de por sí complejo- y el aplazamiento se perfila como la mejor solución. Uno de los implicados en el juicio se recupera de lesiones sufridas en un accidente de tráfico; causa que ha influido también en el aplazamiento.

Las partes tenían que comparecer esta mañana en el tribunal, en la sala de vistas del Juzgado de Menores número 1 de Granada.

Estaba previsto que acudiera a la cita un representante legal de Youtube -que, a su vez, pertenece a Google, el gigante de Internet-, un detalle que confiere a este proceso la categoría de insólito. La Fiscalía de Menores de la provincia -tal y como adelantó en su día IDEAL- reclama en su escrito de acusación que Youtube, el popular portal de los vídeos y empresa filial de Google, indemnice a la víctima y el presunto atacante que aparecen en la grabación de una agresión que fue colgada en Internet por un tercer chaval.

Es mucho lo que hay en juego. Y no precisamente por la cuantía de las compensaciones que reclama el Ministerio Público: la fiscal que investigó el caso concluyó que 'Google-Youtube' ha de abonar 300 euros al presunto agresor y otros mil euros, a su víctima, porque se cometieron sendos delitos contra la intimidad de dos menores de edad. Además, los acusados -que son el agresor y el adolescente que grabó las vejaciones con la cámara de un teléfono móvil- se enfrentan a penas de 200 horas de servicio a la comunidad.

A la vista del importe de las indemnizaciones exigidas a Youtube, un total de 1.300 euros, queda claro que no es ahí donde reside el interés del caso: para 'Youtube-Google', 1.300 euros son una menudencia, una cantidad insignificante, una mota de polvo. Lo crucial es que un juez pueda llegar a determinar que la compañía más poderosa de Internet debe indemnizar cuando sus portales se usan para subir contenidos violentos y degradantes. Una sentencia con ese contenido sentaría un precedente de incalculables consecuencias.

Sin embargo, llegar a una conclusión de ese tipo no es sencillo. Ni mucho menos. Para empezar 'Google-Youtube' España alega que no es lo mismo que la empresa matriz, luego el juzgado debería citar a los verdaderos responsables de la sociedad, que están en Estados Unidos.

Comisión rogatoria

La figura legal para llevar a cabo ese trámite es la comisión rogatoria, esto es, la fórmula que permite el auxilio judicial internacional, la comunicación entre tribunales de justicia de diferentes países, con el fin de que se practiquen diligencias o cualquier otra formalidad para que una investigación judicial no embarranque por culpa de las fronteras.

Pero es que, además, Youtube se ampara en que no es un medio de comunicación, si no que se limita a prestar un soporte para que otros se sirvan de él. Es decir, que su responsabilidad estaría muy limitada. Sea como fuere, un debate apasionante... y pendiente.