Microsoft retira el Windows que se ganó al público

El adiós al mercado del Windows 3.x tras 18 años de vida supone el fin de una era. Desde el pasado 1 de noviembre, Microsoft no permite la concesión de más licencias para el uso de este software 3.x, el primero que gozó de verdadero éxito entre el usuario y el que hizo que el PC se impusiera al Mac de Apple, ya que la mejora de los gráficos era más que evidente.

OTRMADRID
El Windows 3.x queda en el recuerdo. /Archivo/
El Windows 3.x queda en el recuerdo. /Archivo

El adiós al mercado del Windows 3.x tras 18 años de vida supone el fin de una era. Desde el pasado 1 de noviembre, Microsoft no permite la concesión de más licencias para el uso de este software 3.x, el primero que gozó de verdadero éxito entre el usuario y el que hizo que el PC se impusiera al Mac de Apple, ya que la mejora de los gráficos era más que evidente.

Y aunque hubo un 1.0 y otro 2.0, para muchos usuarios el 3.x es realmente el primer sistema operativo de Windows. Además, el software fue el responsable de que un icono se convirtiera en sinónimo de Windows: la clásica ventana que deja tras de sí una estela pixelada. Pero hubo más, el 3.x llegó con numerosas mejoras que lo hicieron más agradable para el usuario final, como color en los iconos o la amplia configuración en los sistemas de control.

La competencia tembló entonces, hace 18 años. La historia de este primer sistema operativo se remonta a los años 90. A partir de entonces, la compañía comenzó a sacar diferentes versiones de Windows 3.x y fueron conscientes del enorme éxito que el interfaz gráfico de usuario de Microsoft estaba teniendo a lo largo y ancho del planeta. Esto ayudó a que la compañía se asentase y marcara tendencia hasta llegar al día de hoy en lo que a sistemas operativos se refiere.

Una revolución en los 90

Windows 3.x tenía mejor paleta de colores y ofrecía la posibilidad de usar extras multimedia, como tarjetas de sonido o CD Rom. También reformó los menús desplegables hacia el modelo que los conocemos hoy en día, coloreó los iconos y permitía calibrar el ratón, configurar la pantalla, incorporó salida VGA, y sumó aplicaciones tan populares como 'Paintbrush' o el popular juego 'Solitario'.

Hasta finales de 2001 Microsoft sostuvo el apoyo a Windows 3.x, desde entonces hasta ahora se limitó a mantenerlo con vida como sistema operativo 'embedded', destinado a aplicaciones concretas como los cajeros automáticos o las cuentas de los grandes almacenes. Pero llegó el 1 noviembre pasado: desde ese día Microsoft no permite la concesión de más licencias.

Tras muchas versiones, el futuro es el cuestionado Windows Vista.