Calatayud censura los contenidos homosexuales en televisión porque «hoy por hoy no son normales»

El juez de Menores de Granada critica que se quieran meter por la fuerza gestos íntimos entre personas del mismo sexo

EUROPA PRESS
Emilio Calatayud, durante una entrevista. /IDEAL/
Emilio Calatayud, durante una entrevista. /IDEAL

El titular del Juzgado de Menores número 1 de Granada, Emilio Calatayud, reclamó ayer al colectivo de homosexuales que no «quiera meter por la fuerza cosas que hoy por hoy no son normales», aludiendo a la difusión a través de la televisión de gestos relativos a la «intimidad» personal de los gays y lesbianas. En declaraciones a los medios de comunicación en Sevilla, donde ayer protagonizó una conferencia, Emilio Calatayud explicó que no pretende resolver «qué es bueno o malo» en cuanto a la orientación sexual de cada persona, pero ante la difusión en televisión de gestos como besos o caricias entre personas del mismo sexo, advirtió de que se trata de contenidos que «hoy por hoy no son normales». «Que no nos quieran meter por la fuerza, a puntapiés, cosas que hoy por hoy no son normales», dijo este juez aludiendo a las personas de su generación, porque a él le «llama la atención» la aparición en televisión de gestos «íntimos» entre personas del mismo sexo. «Esas cosas van a entrar, pero cada cosa a su tiempo», dijo Emilio Calatayud amparándose en sus más de 50 años cumplidos y admitiendo que «ya iremos evolucionando». Son cosas que me chocan por mi edad. Que no me lo metan a la fuerza», zanjó. Por otra parte, Calatayud insistió ayer en que los padres de la niña Mari Luz Cortés, supuestamente muerta a manos de Santiago del Valle pese a la condena de prisión que pesaba sobre él por abusos sexuales a su propia hija, deberían «meditar qué grado de responsabilidad» les corresponde en el caso por «acción u omisión», advirtiendo de que desde el juez, hasta los progenitores, y pasando por la Fiscalía y el Consejo General del Poder Judicial, están «pringados» en el asunto. En declaraciones a los medios de comunicación en Sevilla, donde ayer protagonizó una conferencia, Emilio Calatayud aseguró que su intención no es «culpabilizar» a los padres de la víctima, aunque en el capítulo de responsabilidades consideró que «algo tendrán que decir» Juan José Cortés y su esposa, aludiendo a un escenario en el que «una criatura de cinco años anda sola por la calle». «Lo piensa todo el mundo», aseveró este juez. Responsabilidad A su juicio, los progenitores de la menor deberían «meditar qué grado de responsabilidad» recae en ellos a tenor de que en el caso podrían haber incurrido en «alguna acción u omisión». «Algo pensarán, digo yo», se encogió de hombros Emilio Calatayud resumiendo su postura bajo la premisa de que «somos todos responsables, no sólo el juez Rafael Tirado» por no haber comprobado si la condena dictada sobre Santiago del Valle por abusos sexuales a su hija se había consumado. Así, este juez de menores reconoció que Rafael Tirado y la secretaria de su juzgado, sancionados ambos por la no ejecución de la condena que pesaba sobre Del Valle cuando supuestamente consumó los hechos, «han podido cometer un error», pero recordó que la Fiscalía y el servicio de inspección del Consejo General del Poder Judicial también lo habrían hecho como garantes últimos de la ejecución de las condenas. «Estamos pringados todos», dijo en alusión a las instancias judiciales. Desde su perspectiva, el Consejo General del Poder Judicial y el Ministerio de Justicia «van a pedir responsabilidades al juez y a su secretaria» cuando el caso deriva de «todo un cúmulo» de circunstancias. «Hay mucha gente responsable», insistió el juez de menores Emilio Calatayud.