Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Granada

en hipercor

Los autorcares habilitados para acudir al concierto de la banda Extremoduro en Alhendín dejan en la estacada a un centenar de fans que no pudieron llegar a tiempo. La A-44 registró retenciones de hasta dos kilómetros y los retrasos provocaron que fallara la organización prevista
25.10.08 - 23:47 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Extremadamente 'tirados'
Un grupo de taxis recoge a los asistentes al concierto frente a Hipercor pasadas las 22.30 horas. FOTO: M. V. COBO
Decenas de personas se repartían a las diez de la noche por los alrededores de la rotonda de Hipercor a la 'caza' de cualquier vehículo que fuera en dirección a Alhendín. Intentaban llegar al concierto que Extremoduro celebraba en esta localidad del cinturón y que congregó a más de 15.000 personas. Pero la organización no debió calibrar el éxito de convocatoria y los autobuses previstos no fueron suficientes para llevar a todos los que esperaban en la zona donde estaba previsto que los recogiera el autobús.
Al filo de las diez de la noche eran más de 150 personas las que se repartían por la rotonda de Méndez Núñez. Hubo taxis compartidos, coches que llevaban más ocupantes de lo permitido y lo más llamativo de todo, decenas de personas que se habían apostado a la entrada y salida de la rotonda para hacer autoestop.
En los pasos de peatones que obligan a frenar a los coches que entran y salen de la Circunvalación por Méndez Núñez esperaban decenas de jóvenes intentando convencer a algún conductor que fuera hacia Alhendín. Muchos de ellos lo hacían con las copas aún en la mano y los preparos del botellón en bolsas.
Botellón
Fuentes de la Policía Local señalaron que el problema se había originado por el retraso de uno de los últimos viajes en autobús previsto, pero los que aún esperaban en los aledaños de Hipercor no podían ocultar su enfado por la falta de vehículos desde las nueve de la noche. Quizá el motivo del retraso de los últimos autocares estuviese en la autovía. La Guardia Civil de Tráfico informó que, en la A-44, se llegaron a registrar hasta dos kilómetros de retenciones por la cantidad de vehículos que acudían al concierto. Hasta pasadas las once de la noche el problema no se solucionó.
Lo que no faltó fue un botellón cuyos restos adornaban los jardines en la entrada del Hotel Luna de Granada y el lateral de Hipercor, donde se celebraban los encuentros de los chavales antes de acondicionarse el botellódromo. Decenas de vasos, botellas y bolsas decoraban la zona a una hora inusualmente temprana, las diez de la noche. Protección Civil incluso atendió alguna intoxicación etílica en la zona.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS