El Ayuntamiento habla de «alarma» vecinal ante la última oleada de robos

Exige que vuelvan a la localidad los guardias civiles que fueron trasladados a La Zubia

IDEAL

El Ayuntamiento de Güéjar Sierra ha criticado nuevamente el «abandono» por parte de la Guardia Civil en la localidad desde que el pasado 1 de marzo el puesto de la Comandancia situado en el municipio güejareño se trasladara a La Zubia, algo que el alcalde José A. Robles, señaló como «una decisión unilateral a espaldas del gobierno local, los propios guardias y sobre todo los vecinos». El traslado del efectivo, que daba servicio a la comarca de más de 12.000 habitantes formada por los pueblos de Cenes de la Vega, Pinos Genil, Quéntar, Dúdar y Güéjar Sierra, pasó a ser temporal, concentrando tanto al personal como el servicio del mismo en la comandancia de La Zubia donde «realizan tareas burocráticas y administrativas mientras la seguridad de los vecinos de la comarca decae peligrosamente». El Ayuntamiento ha comunicado en varias ocasiones su disconformidad al subdelegado de Gobierno, Antonio Cruz, alertado por un aumento considerable de la delincuencia en la comarca que ha provocado la alerta entre los vecinos quienes se quejan continuamente por «ver a los guardias destinados en Güéjar ejerciendo en otros municipios del área metropolitana». En la última reunión, Cruz se comprometió, dice el Ayuntamiento en un comunicado, «a mantener el puesto de la Guardia Civil en Güéjar Sierra mientras él fuera subdelegado» y, a día de hoy «estas palabras quedaron en el aire porque es verdad que existe un edificio pero sin guardias». Pocos efectivos Actualmente y debido a la ausencia diaria del servicio de la Guardia Civil, los efectivos de la policía local se enfrentan a un gran número de diligencias que rebasan sus límites de actuación, se afirma desde el Ayuntamiento. «Esta situación afectará de forma muy negativa sobre el turismo de Sierra Nevada ya que Güéjar Sierra es el único acceso a la estación por la zona y con la llegada de la temporada de esquí se produce un incremento de la población que hace imposible cubrirlo con los efectivos de policía local de los municipios afectados», afirma el alcalde.