El grupo de espeleólogos 'Nivel 10' de El Padul encuentra un lugar de culto religioso

Sr. Director de IDEAL: El Club Espeleo Deportivo 'Nivel 10' de El Padul explorando la cueva de los Riscos, en el término municipal de Dúrcal, encuentra en una de sus salas objetos de culto religioso al parecer budista. Este grupo de personas ha instalado pequeñas pasarelas de madera para salvar las dificultades hasta 'la sala budista' y esta misma la han cubierto con un suelo de madera modificando así la morfología original de la cavidad y deteriorándola. Numerosos utensilios se han encontrado en 'la sala budista' como son una sierra, una pala, un cincel, un mono de trabajo, tornillos, cemento, un nivel todo lo necesario para poder ir realizando esta remodelación de la cueva. Esta caverna se encuentra cerca de los manantiales de aguas medicinales, junto al Río Dúrcal y en su interior cuenta con unas formaciones geológicas conocidas como 'travertinos' que indican las direcciones y niveles de agua del río cuando éste inundaba la cavidad hace cientos de años. Este tipo de formaciones geológicas son poco comunes del Valle de Lecrín y es un motivo fundamental para seguir conservándolas. Según los espeleólogos este tipo de formaciones geológicas se pueden deteriorar fácilmente. Una evidencia clara de este deterioro son los indicios que existen de una posible hoguera en su interior. El humo tizna de negro las formaciones y éstas pierden así su belleza original. Pero estas hogueras no sólo desembocan en el deterioro de la cavidad sino que además se corre el peligro de asfixia para aquellas personas que lo inician. Los espeleólogos comentan que «hay que actuar rápidamente porque no se debe permitir esta clara agresión al medio subterráneo. Las gestiones para que la cavidad vuelva a su estado original ya han comenzado. Debemos concienciarnos plenamente que lo que hoy se destroza en el futuro no será posible verlo».