Alerta por la presencia de 'ultras' del Marsella en el Vicente Calderón

El Atlético, mermado por problemas físicos en el reencuentro de los rojiblancos con la 'Champions' ante sus aficionados

AMADOR GÓMEZ

Cuatro días después de los lanzamientos de bengalas en el derbi catalán de Montjuic, la policía está en alerta ante el temor de posibles enfrentamientos entre los radicales del Atlético de Madrid y el Olympique de Marsella, que se miden hoy en la segunda jornada de la Liga de Campeones en el Vicente Calderón. Por desgracia, las horas previas del ansiado regreso del Atlético a la 'Champions' ante su afición 11 años después están más marcadas por lo que pueda ocurrir en los alrededores del estadio rojiblanco que en el interior, ya que la presencia de hinchas del Olympique en la capital ha encendido la luz de alarma.

Los 'ultras' del Marsella, entre los más peligrosos del fútbol francés, están hermanados con los 'Biris' del Sevilla, a quienes el pasado domingo se les incautaron 42 bates de béisbol que, según diversas fuentes, estaban destinados a los radicales del segundo rival europeo del Atlético de Madrid. Declarados antifascistas, los radicales del Olympique están formados por grupos de extrema izquierda -la misma ideología de los 'Biris'- que exhiben en los estadios símbolos comunistas e imágenes del 'Che' Guevara, mientras que en el Frente Atlético son mayoría los miembros de extrema derecha.

La detención de 18 'biris' en las cercanías del Calderón el pasado domingo, que no sólo iban cargados con bates, sino también con armas blancas, bengalas y cohetes, se produjo el día después de que los 'boixos' incendiasen Montjuic y estuviesen a punto de provocar una tragedia en el Espanyol-Barça. Los lazos que unen a los radicales del Sevilla con los del Marsella obligan ahora a extremar las medidas de precaución y la vigilancia policial en las inmediaciones y el interior del Calderón, con los recientes incidentes y los violentos precedentes que acumulan los miembros del Frente Atlético.

Muchos tocados

Tras su grandioso debut en la Liga de Campeones, con una sorprendente goleada por 0-3 al PSV, el reencuentro de los rojiblancos con la Liga de Campeones en el Calderón llega también en un momento delicado para el Atlético, muy tocado física y anímicamente después de la dolorosa derrota sufrida ante el Sevilla. El Atlético está mermado por las lesiones y los problemas físicos, ya que a las bajas de Forlán y Simao se suman las molestias que arrastran media docena de jugadores, encabezados por Agüero, que deslumbró en Eindhoven pero estuvo desaparecido frente al Sevilla.

Además del 'crack' argentino, Maniche, Banega, Seitaridis, Pablo y Luis García tampoco están al cien por cien para enfrentarse a un Olympique que necesita puntuar en el Calderón para albergar alguna esperanza en un grupo en el que el Liverpool y el Atlético son los favoritos para alcanzar los octavos. La buena noticia es la recuperación de Heitinga para el centro de la defensa.

La visita del Olympique parece propicia para dar otro paso hacia las eliminatorias directas, pero el equipo francés es muy poderoso físicamente y la plaga que asola a los rojiblancos amenaza al Atlético, que confía sin embargo en la solidez de su zaga y la pegada del 'Kun' y Sinama y en el apoyo de sus seguidores. Sin embargo, con seguridad el estadio no se llenará para una cita tan señalada.

Los elevados precios de las entradas -40 euros las más baratas y 100 euros las más caras-, han retraído a los aficionados 'colchoneros', que sí agotaron ya las localidades para asistir al esperado duelo europeo contra el Liverpool de Fernando Torres. La víspera del choque contra el Olympique, en el que milita el ex azulgrana Zenden, el ambiente era bastante frío en las taquillas del Calderón.