Desprendimientos, atrapados a inundaciones tras la tromba

En la N-340 a la altura de Castell hubo que retirar tierra y piedras Bomberos rescató a una pareja aislada en la rambla de Pulpite

J. M. DE HARO J. J. PÉREZ

Las fuertes lluvias dejaron algunos problemas en varios puntos de la provincia, sin que llegaran a resultar graves. La Costa, Baza y Alpujarra fueron quizá las más afectadas, aunque las lluvias también fueron fuertes a primera hora en Guadix y Purullena.

COSTA

Acompañada por un fuerte aparato eléctrico, la primera tormenta del final de verano sorprendió a la Costa aún con los biquinis y las sombrillas. Descargó unos 30 litros por metro cuadrado en apenas media hora y desbordó la red de alcantarillado, con inundaciones de calles y bajos de numerosas viviendas en Motril, Almuñécar o Vélez. En la carretera las primeras gotas de lluvia resultaron fatales y provocaron varios accidentes, por fortuna sólo con daños materiales, en la N-340.

El accidente más espectaculares sin duda fue la salida de un camión tráiler en el kilómetro 312,1 de la N-340, en el término municipal de Almuñécar.

Según relató a IDEAL el propio conductor, Vicente M. F., que milagrosamente resultó ileso, como consecuencia de la lluvia el camión hizo una 'tijera' entre el remolque y la berlina y cayó por un terraplén de unos 20 metros sin que llegara a volcar. El camión quedó frenado en un bancal agrícola, lo que evitó una desgracia ya que se quedó muy cerca de una residencia ubicada justo debajo.

Este fue el primer accidente, pero después la lluvia se hizo más intensa y se llegaron a registrar entre 20 y 30 litros por metro cuadrado, dependiendo de los distintos puntos del municipio sexitano. Más tarde, se produjo otro accidente en la N-340, al chocar dos turismos frontolateralmente a la altura del kilómetro 311. Los daños materiales fueron elevados pero no hubo heridos.

El fuerte aparato eléctrico despertó, prácticamente a la vez, a todos los vecinos de localidades como Motril o Almuñécar donde un rayo cayó sobre la Iglesia de El Salvador, en el P-4, y dañó la torre del templo.

En Motril los bomberos realizaron 16 salidas, según indicó el concejal de Interior, José García Fuentes (PP), para achicar el agua de garajes y bajos, además de la desconexión de un cuadro de luz y el desagüe del conocido como Camino del Pelaíllo, en la Playa de Poniente.

En el resto de la comarca, salvo los desprendimientos en la carretera N-340 entre Castell y La Mamola, no hubo que lamentar mayores problemas a pesar de que Vélez de Benaudalla fue el municipio en el que más agua cayó, con unos 36 litros por metro cuadrado y en Los Guájares 28, según los datos facilitados por la Agencia Andaluza del Agua.

BAZA

Luc Johan Deckers y su esposa estaban atravesando la rambla de Pulpite, el pequeño anejo situado a 5 kilómetros de Cúllar, cuando el motor de su Land Rover Defender se paró en medio de la rambla. Después de varios intentos el vehículo pudo arrancar, pero lo peor fue comprobar cómo el caudal de la rambla iba en aumento hasta alcanzar las ventanillas.

Ambos tuvieron que subirse al techo del todoterreno, amenazado con ser arrastrado por el agua. Desde el Parque de Bomberos acudieron en su auxilio dos dotaciones de rescate y salvamento. Una de ellas estaba regresando de prestar un servicio en la propia localidad de Cúllar. Primero rescataron a la pareja de ingleses, residentes en Pulpite, que pasaron de lo alto de su vehículo al camión de Bomberos que los trasladó hasta la orilla. Posteriormente se repito la operación para rescatar también el vehículo.

La lluvia caída en la zona de Cúllar en la comarca de Baza, hizo que las ramblas que desembocan en el río de Cúllar vertieran una gran cantidad de agua, y el lecho del río alcanzó por momentos niveles preocupantes.

También en Cúllar se inundó un colegio y los bomberos del parque bastetano debieron achicar agua de los bajos y patios. La lluvia afecto también a otra parte de la zona como Cuevas del Campo y en menor medida a Baza, donde se celebraba el habitual mercado semanal. También se produjeron dos cortes consecutivos de electricidad, el primero a las 10.20 horas aproximadamente.

En la cercana localidad de Bacor- Olivar anejo que pertenece a Guadix, también salio la rambla y durante varias horas impidió el paso de vehículos y personas de un lado a otro del núcleo de población.

GUADIX

La lluvia sorprendió a muchos vecinos de la comarca de Guadix mientras que se desplazaban a sus trabajos. Lo más intenso de la tormenta se produjo poco después de las ocho de la mañana y aunque ya había amanecido el aspecto era de noche cerrada en el centro de Guadix. La avenida Medina Olmos a la altura del arco de San Torcuato y acera del parque Pedro Antonio de Alarcón fue uno de los puntos en los que lluvia y tráfico se unieron. En este lugar se produjo algún corte intermitente de tráfico.

La lluvia también afectó a viviendas particulares y garajes en la zona de Ángel Ganivet y los Bomberos de Guadix tuvieron que realizar salidas para ayudar a los propietarios a achicar aguas.

Precisamente la zona inundada es objeto de unas obras de mejora en la red de evacuación de aguas pluviales. Los bomberos de Guadix también rescataron un vehículo que quedó atrapado por el agua y el barro en la carretera que une las poblaciones de Purullena y Los Baños (Cortes y Graena).

Fotos

Vídeos