Rusia suspende la cooperación militar con la OTAN hasta que decida cómo enfocar la relación tras el conflicto

El ministro de Exteriores ruso aseguraba horas antes que la Alianza Atlántica les necesita tanto como ellos por lo que la "colaboración debe ser mutua"

REDACCIÓNTIFLIS/MOSCÚ

El enfrentamiento militar parece ir remitiendo en Georgia, a pesar de la incertidumbre que rodea al repliegue ruso. Una de las principales causas que se achacan al conflicto en Osetia del Sur era la de dificultar la entrada de Georgia en la Alianza Atlántica. Rusia ha suspendido la cooperación militar con la OTAN, ha anunciado Dmitri Rogozin, embajador ruso ante la Alianza Atlántica.

"La cooperación con la OTAN es un asunto complejo y hasta que los dirigentes políticos de Rusia decidan cómo será, el ministerio de Defensa ha suspendido la cooperación militar con la OTAN", ha confirmado Rogozin a la agencia rusa . Horas antes de esta decisión, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguraba que Moscú "no cerrará las puertas" a la cooperación con la OTAN, pese al apoyo dispensado a Georgia durante y después del conflicto de Osetia del Sur.

Una necesidad mutua

"Rusia no necesita más a la OTAN de lo que ella nos necesita a nosotros. La cooperación debe ser mutua", ha afirmado Lavrov. Como ejemplo del interés que tiene la OTAN en seguir cooperando con Rusia, Lavrov ha puesto a Afganistán, escenario donde "se juega el futuro de la Alianza Atlántica". "La ayuda de Rusia es crucial para la OTAN".

Rusia firmó en abril pasado un acuerdo con la Alianza para facilitar el tránsito a través de su territorio de material civil y militar con destino a la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán. "Todo depende de las prioridades de la OTAN: si la prioridad es el apoyo al decaído régimen de (el presidente georgiano, Mijaíl) Saakashvili en perjuicio de la asociación con Rusia, eso no es culpa nuestra".

Lavrov ha rechazado la declaración emitida por los ministros de Exteriores de los países aliados, en los que se tachó de "desproporcionada" la acción militar rusa en Georgia. El ministro ruso ha criticado a la OTAN por "intentar convertir al agresor en víctima, justificar al régimen criminal, salvar a un régimen que se hunde y apostar por el rearme" de Georgia.

Compromiso de apoyo del G-7

Mientras, las iniciativas de apoyo y ayuda al país caucásico se suceden. La última proviene de los siete países más industrializados del mundo -EEUU, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia y Canadá-, que se han comprometido a ofrecer ayuda a Georgia (un estrecho aliado de Washington en la zona) para fortalecer su economía y su sistema financiero y apoyar su reconstrucción, y han pedido que la comunidad internacional se sume a esos esfuerzos.

"Georgia tiene fundamentos económicos sólidos como fruto de sus reformas económicas y sólidas políticas, y estamos comprometidos a ayudar a Georgia a continuar por este derrotero", puntualiza el G-7. El grupo también ha elogiado la mediación internacional para poner fin a las hostilidades en la convulsa región y fomentar una solución política al conflicto en Georgia .

Fotos

Vídeos