María Izquierdo, excluida de los congresos del PSOE al ser castigada «por ser una niña mala»

A. C.

María Izquierdo Rojo, histórica socialista granadina y ex eurodiputada, no ha sido elegida -por primera vez desde que está en el partido- como delegada para los congresos nacional y regional del PSOE, «porque he sido castigada por ser una niña mala». De esta forma tan simbólica explica María Izquierdo su exclusión de la lista de delegados que asisten durante este fin de semana al congreso nacional del PSOE y de la lista del congreso regional que se celebrará el próximo fin de semana en Granada. Izquierdo Rojo dijo que está convencida de su relegación por haber intervenido en el congreso provincial y defender una enmienda a favor de la democracia interna del partido. «Entonces el debate se centró que se quería que al partido llevara el término de 'vanguardia', cuando yo defendía que debía llevar el término de 'democrático'. La verdad es que, desde 1973 en que soy militante del PSOE, nunca he percibido tanto miedo a la libre expresión como ahora».

María Izquierdo dice que hoy día en el PSOE «a todo se tiene que decir amén» y señala que a todos los jóvenes que entran en el partido con ideas libres, «enseguida los trincan con algunos cargos y les quitan las ganas de debatir. Mi percepción es que hay mucho miedo a la democracia interna».

A pesar de todo, la ex eurodiputada ha considera esta exclusión de los congresos como «una anécdota, un pequeño contratiempo. Como es natural, yo tengo ya muchos vuelos como para preocuparme si voy o no de delegada a un congreso. He sido una niña mala y ya está».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos