Investigan a una firma de abogados que cobra a extranjeros por carnés de conducir ilegales

La Policía Local ha detectado a cinco afectados en Granada y un juez ha ordenado que se busquen más víctimas de la estafa al tratarse es un despacho con sedes en todo el país. Los extranjeros timados dicen haber pagado 300 euros por un documento que es inválido

ROCÍO MENDOZA |GRANADA

Un juez de Granada ha ordenado que se investigue el alcance de una estafa a extranjeros a los que una firma de abogados presuntamente ha cobrado por proporcionarles un carné de conducir inválido con la promesa de que tenía validez en España. Tras ser detectados en Granada cinco casos de inmigrantes que aseguran haber pagado hasta 300 euros al despacho a cambio de recibir un documento, que no es una falsificación pero que no sirve de nada, el juzgado ha ordenado que se investigue la posible existencia de más afectados.

Esto último se debe a que el despacho jurídico señalado por las víctimas cuenta con más sedes repartidas por todo el territorio nacional. Según la información aportada a IDEAL por fuentes judiciales, la investigación que comienza ahora tuvo su origen en controles rutinarios de vehículos realizados por los agentes de la Policía Local en la capital.

La proliferación de conductores que no cuentan con permiso en regla para circular con un vehículo y que acaban en el juzgado acusados de un delito contra la seguridad del tráfico es una constante desde que entró en vigor la reforma del Código Penal en esta materia. Dentro de este grupo de imputados se encuentran aquellos extranjeros que no han validado sus permisos de conducir. Y entre ellos han sido detectados estos presuntamente estafados que ahora investiga un juzgado de instrucción granadino.

La Policía Local, en los citados controles, solicitó a los conductores que mostraran sus permisos de conducir, como es la gestión de rutina. Los extranjeros, completamente confiados, aportaron a los agentes una especie de carné internacional que no tiene ninguna validez en España. Los conductores fueron informados por la Policía Local de que el documento que llevaban consigo no podía ser aceptado, por lo que debían denunciarlos por un delito contra la seguridad del tráfico tras la entrada en vigor de la reforma del Código Penal.

En esa tesitura, los portadores del citado documento sin validez explicaron a la Policía Local que lo habían obtenido a través de una gestión con un despacho de abogados, por lo que estaban convencidos de que ese documento era suficiente para conducir sin problemas en España. De este modo, estas personas han sido víctimas por partida doble.

Esta información fue trasladada a la Unidad de Policía Judicial del citado cuerpo de seguridad granadino para que iniciara una investigación sobre las circunstancias en las que fueron obtenidos estos permisos de conducir.

Tras realizar las primeras pesquisas, los agentes han sabido que los extranjeros habían pagado 300 euros por obtener el citado carné de conducir. Éste no es un documento falsificado, sino que, sencillamente, no es válido. Se trata de una especie de carné internacional expedido por un organismo estadounidense que nada tiene que ver con la Dirección General de Tráfico española.

Engaño, no falsificación

La estafa, en este caso, sería clara. No se trata de un delito de falsificación de documentos, sino de un engaño en toda regla a los extranjeros a los que se le ha ofrecido el servicio de gestionar la documentación necesaria para conducir sin problemas en España a cambio de una cantidad de dinero, a sabiendas de que este permiso no es válido.

Todos los casos detectados por la Policía Local en la capital granadina obtuvieron el citado carné internacional en el mismo despacho de abogados. Y todos ellos son de nacionalidades suramericanas. Por otro lado, después de una larga y laboriosa investigación llevada a cabo por la citada unidad policial, se han obtenido pruebas del intercambio económico que se produjo en, al menos, un caso. Un factor fundamental, ya que sin éste no existiría la presunta estafa que se investiga.

El juez ha solicitado a la citada unidad de investigación de la Policía Local que continúe con las pesquisas para conocer, no sólo la cantidad de extranjeros que han podido ser estafados con este procedimiento, sino si se trata de un único despacho de abogados o hay otros negocios implicados.

rociomendoza@ideal.es