Un grupo de 30 cooperativas venderá conjuntamente el mejor aceite de oliva

La iniciativa parte de Faeca y cuenta con el respaldo de Caja Rural y de CajaGranada La empresa espera comercializar 20 millones de kilos de aceite el primer año

MIGUEL ALLENDE

Una treintena de cooperativas aceiteras de distintas comarcas de la provincia granadina, han sumado esfuerzos para constituir un grupo comercializador de las mejores variedades que salen cada año de sus instalaciones: los aceites virgen y virgen extra. La iniciativa parte de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca-Granada) y cuenta con el respaldo de las dos entidades financieras provinciales, Caja Rural de Granada y CajaGranada, por lo que supondrá de impulso para el sector y para la propia economía local.

El objetivo que persigue la comercialización conjunta del mejor aceite de oliva virgen que se produce en Granada no es otro que conseguir que el valor añadido del particular 'oro verde' granadino se quede en el sector, en las cooperativas que lo producen, y no en manos de terceros. Granada es la tercera provincia productora de aceite de oliva de España, pero a diferencia de Córdoba, Málaga, Jaén y Sevilla, no cuenta con una cooperativa de segundo grado que venda este producto envasado y con una marca identificativa común.

Pasos dados

Según la información facilitada a este periódico por el presidente de Faeca, Gregorio Núñez, los pasos dados en este proyecto son muy recientes. Ya se ha contactado con las 44 cooperativas aceiteras existentes en Granada, de las que 32 consideran la necesidad del agrupamiento para la comercialización del aceite y de ellas, una veintena ya lo han aprobado en sus respectivas asambleas de socios. «Estamos a la espera de que el resto lo haga en breve, para que el próximo mes de julio podamos constituir la cooperativa de segundo grado que se encargará de poner en marcha el proyecto», señala Núñez.

Si estos plazos se cumplen, la nueva sociedad cooperativa resultante -en cuyo consejo rector estarán todos y cada uno de los presidentes de las cooperativas integradas en la misma- seleccionará en septiembre el personal necesario y en octubre podría dar comienzo su actividad.

El capital social de esta nueva empresa está aún por determinar e irá repartido en proporción al volumen de producción de cada cooperativa participante. Por lo que a la marca con la que comercializará el aceite respecta, aún no se ha determinado y no se hará hasta no esté constituida la nueva sociedad resultante.

Funcionamiento

La nueva cooperativa de segundo grado comercializará el aceite de sus socios, dispondrá de un seguro para la totalidad del producto e incluso podrá vender también aceite de terceros no socios en función de la demanda que tenga. Las previsiones es que arranque el primer año con 20 millones de kilos.

miguelallende@ideal.es