La huelga se tiñe de luto: muere un piquete en Granada

El conductor hizo caso omiso de las indicaciones, el ahora fallecido se agarró a la ventanilla del conductor y finalmente impactó con la mediana por lo que fue arrollado

MIGUEL ALLENDE Y CARLOS MORÁN |GRANADA
Guardia Civiles en la zona del accidente. VÍDEO: LUCÍA RIVAS/
Guardia Civiles en la zona del accidente. VÍDEO: LUCÍA RIVAS

Julio C. S., un chófer asalariado de 50 años y con hijos, se ha dejado esta tarde la vida en el asfalto cuando, al parecer, intentaba parar a una furgoneta que no se había sumado a la huelga del transporte que mantiene semi paralizada a media España. El incidente ocurrió a escasos kilómetros de la capital granadina, en la carretera nacional que conduce a Córdoba, cerca de la localidad de Pinos Puente. El jefe del fallecido estaba en el lugar de los hechos y lloró sobre el cadáver.

Sus compañeros de protesta no pudieron contener la rabia y, en estos momentos, permanecen conmocionados en el lugar de los hechos: "Nos han matado a un compañero. Es un héroe", gritaban. De hecho, la citada vía está cortada, en dirección a Córdoba, desde que ocurrió el desgraciado suceso. La situación es extremadamente tensa y los promotores del paro están intentando calmar los ánimos.

El infortunado manifestante, que formaba parte de un piquete informativo, fue arrollado por la camioneta y falleció en el acto.

Las asociaciones de transportistas han abierto una cuenta para que todos los camioneros aporten ayudas económicas a la familia del difunto.

Según las primeras informaciones, aún confusas, el conductor se dio a la fuga, pero los responsables de su empresa le convencieron para que se entregara a la Guardia Civil. El detenido alegó en su descargo que su vehículo había sufrido daños y que temía por su integridad física. Ahora será el juzgado que se ha hecho cargo de las investigaciones el que decida el futuro procesal del arrestado.

Según testigos presenciales, el miembro del piquete trató de detener a una pequeña furgoneta de reparto para intentar que se sumara al paro de los transportistas. El conductor no se detuvo, pero se vio forzado a reducir la velocidad. Entonces, la víctima, al parecer, se encaramó a la ventanilla del conductor.

El repartidor continúo la marcha y arrastró al miembro del piquete. Cuyo cuerpo impactó contra la mediana de cemento de la carretera. Instantes después, resultó arrollado por el vehículo, que siguió su camino. Julio C. S. falleció en el acto como consecuencia de los graves traumatismos que sufrió, que eran incompatibles con la vida. La huelga se tiñó de luto.

El conductor fue finalmente detenido y puesto a disposición judicial.

Dada la gravedad del incidente, las autoridades insisten en pedir calma para que no se radicalice la huelga.

Segunda flota para abastecer

El despliegue de agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado está permitiendo durante toda la jornada que los camiones puedan salir de las plantas de hidrocarburos del Puerto de Motril. Si esta mañana, la carga de la Policía Nacional contra un piquete conseguía romper la barrera de los huelguistas y permitir la salida de un convoy de la planta de CLH, a las cinco de esta tarde el segundo convoy, esta vez mayoritariamente de la compañía BP, ha logrado salir para suministrar carburante a las gasolineras de este grupo.

Los agentes de la Guardia Civil, apostados en el cruce de la N-323 con la N-340, ha desplegado al menos una decena de vehículos para garantizar la seguridad de los transportistas que no secundan la huelga y escoltarlos hasta su destino.

Los camiones de BP aprovecharon la marcha lenta que han realizado esta mañana los huelguistas de la Costa para conseguir cargar combustible en la planta de Cesicar.

Fotos

Vídeos