Creada en Granada una asociación de padres por la custodia compartida

Medio centenar de personas divorciadas de nuestra provincia hacen piña para reivindicar una ley que les permita estar más tiempo con sus hijos

IDEAL
Creada en Granada una asociación de padres por la custodia compartida

«Mi hijo crece y yo me estoy perdiendo su infancia». Ese es la principal queja de aquellos padres separados o divorciados a los que la justicia les ha dado la custodia a uno o a otro. Para luchar para que haya una ley que permita la custodia compartida de los hijos de padres separados, se ha creado en Granada una asociación cuyos estatutos fueron presentados la pasada semana en la Delegación de Gobernación. «Nuestra asociación nace por la necesidad de que tenemos de criar y cuidad de nuestros hijos y generar sobre todo los derechos de igualdad de ellos, para que puedan compartir a sus padres sin las restricciones de la otra parte», afirma José Cervilla, presidente de la asociación.

Actualmente, casi el 96% de las sentencias de los jueces van a favor de las madres, que se quedan con la custodia de los hijos. «Estamos luchando para que haya una justicia social en el derecho a la familia, el cual está hoy muy escorado hacia la madre. Creemos que las leyes se han hecho sin tener en cuenta a los hijos», dice Cervilla, que tiene en la vicepresidencia a una mujer, «porque este es un tema que no sólo lo quieren los hombres, sino también muchas mujeres».

Para los integrantes de esta asociación, la custodia compartida «es un derecho, al que no se puede ni debe renunciar. Un derecho que nace de la familia y que hay que respetar ante, durante y después del matrimonio».

Dicen que cualquier convenio del que se sigue la privación no voluntaria de la custodia para uno de los progenitores , aunque sea de mutuo acuerdo, «es un acto injusto, que atenta contra el derecho de los hijos a seguir teniendo padre y madre en igualdad de condiciones después del matrimonio. Los jueces no pueden privar a los hijos de tales derecho. Los derechos de la familia trascienden el matrimonio», afirma otro miembro de la asociación.

Tensión

A pesar de todo dicen que poco se están dando sentencias ejemplarizantes en cuanto a la custodia compartida. Según Cervilla, «parte de la tensión que hay ahora mismo en el derecho a la familia, es por la falta de oportunidad que tenemos muchos padres para tener una relación consistente y amable con nuestros hijos».

Actualmente hay detractores y defensores de la custodia compartida. Sus detractores aseguran que un niño no puede tener dos hogares a la vez. Sus partidarios creen que los menores ganan en estabilidad emocional. Cervilla está convencido de que quién sale ganando «en todo este asunto son los niños, porque ellos llegan a comprender que su padre y su madre son igual de importantes. Lo de tener dos hogares, pues no pasa nada. El niño se acostumbra a tener su ropa y sus cosas en las dos viviendas y ya está», afirma.

Convenios injustos

Los padres separados que no tienen la custodia compartida aseguran que «en muchos casos la justicia española no actúa correctamente cuando quita de forma anticonstitucional la custodia a uno de los progenitores. Más aún, como consecuencia de este proceder injusto entra en el juego de criminalizar al progenitor no custodio para poder justificar su modo incorrecto de actuación. Los convenios de mutuo acuerdo que no parten del derecho inalienable a la coparentalidad con los hijos son injustos y en el fondo responden a una correlación de fuerzas desequilibrada a favor de uno u otro progenitor».

Dice el presidente de la asociación granadina que en breve saldrá una ley en Cataluña al respecto por la que se considerará que la custodia compartida será un derecho de ambos cónyuges. En países como Canadá, Suecia, Estados Unidos y Francia, ya ha sido aprobada. José Cervilla hace un llamamiento a todos aquellos padres y madres que se sientan discriminados en cuanto a la custodia de sus hijos a que se apunten a esta asociación a través del teléfono 610228380.