«El profesor Vida Soria pertenece a la categoría de los buenos maestros»

El ex rector es nombrado doctor Honoris Causa junto a B. Vincent y J. Mawhin Profesores, políticos, Madoc y universitarios respaldan el acto académico

ANDREA G. PARRA
ACTO ACADÉMICO. Lodeiro les impuso a cada uno los atributos de Honoris Causa. / RAMÓN L. PÉREZ/
ACTO ACADÉMICO. Lodeiro les impuso a cada uno los atributos de Honoris Causa. / RAMÓN L. PÉREZ

La Universidad de Granada (UGR) recuperó ayer la solemnidad en un acto ceremonial de investidura de Doctor Honoris Causa. En un protocolario acto académico en el crucero bajo del Hospital Real se nombró como nuevos Doctores Honoris Causa a José Vida Soria, Bernard Vincent y Jean Mawhin, por sus méritos científicos y académicos y sus intensas relaciones de colaboración e intercambio científico con la Universidad granadina.

El rector de la institución universitaria granadina, Francisco González Lodeiro, les entregó sus atributos: impuso el birrete, colocó el anillo y mostró el libro de la Ciencia. Los nuevos doctores estuvieron muy bien acompañados ayer. Hubo una importante representación de la comunidad universitaria y también políticos y miembros del Madoc. El Hospital Real se llenó de amigos de los nuevos Honoris Causa en un acto en el que se destacó los grandes méritos de los profesores investidos. Además, se recuperó la afluencia a actos de este tipo que en las últimas ocasiones no habían contado con tanto respaldo.

Ayer era un día 'grande' en la UGR y, por eso, se abrieron las puertas del Hospital Real y se congregaron los últimos rectores. Estuvo Lorenzo Morillas, Pascual Rivas y David Aguilar. Hubo varios diputados del PSOE e incluso el ex ministro Juan Fernando López Aguilar, que estudió en la UGR y tuvo como maestro a Vida Soria, también estuvo ayer en el Rectorado.

Los méritos

Durante algo más de dos horas y media los padrinos destacaron cada uno de los méritos de los nuevos Honoris Causa, que son muchos. Del catedrático de Derecho del Trabajo, José vida Soria, su padrino, José Luis Monereo Pérez, dijo, que «el profesor Vida pertenece a la categoría de los buenos maestros». Hizo un amplio repaso de los méritos del que fuera rector de la UGR.

El padrino de Bernard Vincent, el profesor, Antonio Luis Cortés Peña, y el de Jean Mawhin, Antonio Cañada Villar, pusieron de manifiesto la aportación de estos dos estudiosos al mundo de la Historia y al de las Matemáticas. Los nuevos Honoris Causa también impartieron ayer saber en el crucero del Hospital Real. Bernard Vincent, por ejemplo, habló de su relación con Granada y de San Juan de Díos. Por su parte, Vida Soria, volvió a dar otra lección sobre su materia y a recordar que la «Universidad de Granada es la persona jurídica a la que más quiero y a la que más he querido». Él se doctoró en Madrid y no en la UGR, por eso, dijo ayer que se sentía como «un emigrante universitario retornado».

Por su parte, Francisco González Lodeiro, dio la bienvenida y enhorabuena a los tres profesores y resaltó la «gran labor» que han realizado cada uno de ellos en sus áreas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos