Fallece de cáncer Genaro Borrás, médico de la selección y del Celta

El eminente traumatólogo fue el fundador de la Asociación de Médicos de Fútbol

ANTONIO OJEA

El que fue médico de la selección española de fútbol y del Celta, Genaro Borrás Sanjurjo, falleció en la madrugada del jueves en Vigo, a los 62 años, como consecuencia de un cáncer que le había sido diagnosticado el pasado mes de diciembre.

El prestigioso traumatólogo, nacido y con consulta profesional en Vigo, ingresó en la plantilla de facultativos del club celeste en 1977, y desde 1981 hasta 2006 ocupó la jefatura de los servicios médicos del club. En el año 1991 se incorporó a la selección nacional, hasta que le fue diagnosticada la enfermedad que acabó con su vida. Trabajó codo a codo con técnicos como Miera, Clemente, Camacho, Iñaki Sáez y Luis Aragonés.

Durante toda la mañana de ayer, numerosas personas relacionadas con el deporte, algunas de las cuales fueron pacientes suyos, visitaron la capilla ardiente en el tanatorio vigués de Pereiró, rindiendo homenaje de cariño y admiración por el fallecido.

«Fue un hombre muy valiente, pionero en cantidad de cosas, traumatología, artroscopia... la gente que lo ha conocido y los ciudadanos de Vigo lo saben, y para mí ha sido profesionalmente todo», afirmaba el actual director médico del Celta, Mario Galán, quien compartió con Borrás el ejercicio de su profesión en este club.

Carácter amigable

Otros futbolistas que en su día fueron tratados con éxito por Genaro Borrás, como el deportivista Valerón, resaltaban ayer su carácter amigable y su profesionalidad: «Ha sido siempre un hombre muy amable, al que todos teníamos mucho cariño», señalaba el jugador canario.

Desde Madrid, Míchel Salgado mostraba su dolor a la Televisión de Galicia: «Personalmente es una pena, lo conozco desde que yo era un niño y jugaba en el Celta con 12 años; es un día muy triste para mí y para toda la familia celeste».

En su larga trayectoria como responsable de la salud de los jugadores de la selección de fútbol, Borrás estuvo presente en varios Mundiales y Europeos, compartió el oro olímpico en Barcelona-92, y estaba acreditado para la Eurocopa 2008 como médico de la selección, aunque desde hace unos meses había dejado de viajar con el equipo y mantenía cerrada su clínica particular como consecuencia del tratamiento. Fue el fundador de la asociación Española de Médicos de Fútbol.

Hoy, viernes, los restos mortales del reconocido traumatólogo serán incinerados en el cementerio municipal de Pereiró, donde algunos de los que le deben su recuperación deportiva expresarán su condolencia a sus familiares y le tributarán el último homenaje a Genaro. Allí estarán también algunos dirigentes de la Federación y el seleccionador Luis Aragonés, quien tuvo que aplazar del viernes al sábado su convocatoria para el Europeo.

Fotos

Vídeos