Microsoft se abre a la competencia

Permitirá a otras compañías el acceso a datos de su 'software' hasta ahora secretos para facilitar el desarrollo de programas

L. A. GÁMEZ

Microsoft ha dado la segunda campanada en menos de un mes. Tras el por ahora frustrado asalto a Yahoo! a golpe de talonario, el gigante de la informática anunció ayer que permitirá el acceso a información hasta ahora secreta de sus programas para hacerlos más compatibles y facilitar el desarrollo de 'software' tanto independiente como comercial. Los responsables de la compañía explicaron en rueda de prensa en Redmond (EE UU) que la información será gratis para quienes creen programas no comerciales, mientras que quienes quieran hacer negocio tendrán que «hacer un pequeño pago».

Objetivo

«Nuestro objetivo es favorecer una mayor interoperabilidad (compatibilidad entre productos de diferentes fabricantes) y una mayor posibilidad de elección para nuestros clientes y para los desarrolladores (de 'software'), haciendo nuestros productos más transparentes y compartiendo más información sobre nuestras tecnologías», dijo Steve Ballmer, primer ejecutivo de Microsoft. La compañía se regirá para ello por cuatro principios: asegurar las conexiones abiertas, promover la portabilidad de datos, aumentar el apoyo para el establecimiento de estándares y tener una relación más abierta con los clientes y la industria, incluidas las comunidades de código abierto, formadas por programadores que desarrollan y distribuyen sus productos libremente.

Traducido al lenguaje del lego, la firma pretende resituarse en el mercado para mantener su posición dominante sin ser considerada un monopolio y zanjar así el enfrentamiento que mantiene la Comisión Europea, que los estándares internacionales de documentos acaben siendo sus formatos y ganarse a los programadores no comerciales.

Fotos

Vídeos