Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Granada

Estás en: Ideal > Local > Granada
GRANADA
Un fallo informático paraliza la mitad de la actividad judicial en Granada todo un día
El programa con el que trabajan se 'colgó' a las 8.30 horas en el edificio de la Caleta, con 34 juzgados, y anoche los técnicos seguían trabajando

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Justicia en Granada no fue lenta ayer. Fue peor. Estuvo prácticamente paralizada. Más de la mitad de los órganos judiciales de la capital granadina, de los que también dependen buena parte del área metropolitana, se vieron afectados por un fallo informático. El personal adscrito a un total de 34 juzgados y varios servicios de registros y notificaciones, todos ellos ubicados en el complejo de la Caleta, no pudo realizar ayer su trabajo habitual durante toda la jornada.

El 90% de las tareas a realizar dependen del funcionamiento del denominado Portal Adriano. Y ayer a las 8.30 se 'colgó'. ¿La causa? Los técnicos de la consejería de Justicia de la Junta de Andalucía aún investigaban a las 20.00 horas de la tarde de ayer para dar con el motivo o, más bien, con la solución. Al cierre de esta edición, todavía se desconocía si hoy regresaría la normalidad a la citada sede judicial.

La inactividad no se notó en la celebración de juicios. Precisamente este último aspecto, que constituye solo una mínima parte de la actividad diaria, fue el único que no se vio afectado porque las actas de las vistas orales aún son escritas a mano por los secretarios. Pero todo lo demás, sí se vio alterado. Y mucho.

desesperados

Los funcionarios declaraban ayer «estar desesperados» por no poder realizar tareas de registro, consultas de expedientes, etc. «Llevamos casi parados toda la mañana. Lo peor es que el trabajo se acumulará y cuando funcione el sistema vamos a tener que realizar esfuerzo doble», comentaba ayer una de las funcionarias en un juzgado de Instrucción que ofrecía una imagen extraña para un día de trabajo normal.

Si el sistema informático Adriano se avería, las gestiones que no se pueden realizar son muchas. Un ejemplo: no se pueden tomar declaraciones a testigos o imputados durante la investigación de casos en Instrucción.

Aplazamientos

Abogados y ciudadanos que acudieron ayer este trámite fueron emplazados a otras fechas. En vez de una copia de su declaración, se llevaron una providencia (escrita en un editor de textos y sin número de registro) en la que se justificaba el aplazamiento al «haber dejado de funcionar el programa Adriano» y se advertía de la posibilidad de «reclamar las responsabilidades a que hubiere lugar al órgano competente del mantenimiento del sistema informático».

Ésta es un tipo de diligencia. Pero existe muchas otras: autos en los que los jueces comunican sus decisiones sobre la investigación de casos, actualización de documentos en los expedientes, preparación de notificaciones... Ninguna pudo ser realizada. Tampoco sentencias. Todo paso dado en los juzgados por los funcionarios, jueces y secretarios tienen que se registrados y dependen del citado programa informático.

«Yo he venido a realizar una consulta en un expediente y como hay que entrar en el sistema, pues me voy sin haberlo podido hacer», comentó ayer un letrado granadino cuando abandonaba el edificio. Otra letrada advertía que sí hay algunos tomos que se encuentran en papel, por lo que, en su caso, el perjuicio no fue tal.

Los servicios comunes de notificación, el de registro de denuncias y todo el 'papeleo' judicial tampoco pudo ser utilizado.

A las 20.00 horas de ayer martes, los documentos pendientes de registrar superaban los quinientos. Además, el juzgado de guardia fue el área donde más complicado fue salvar el incidente. Uno de los detenidos presentados tuvo que ser devuelto a la Policía al no poder realizar la diligencia pertinente. Así, se prolongó su privación de libertad con la esperanza de que el programa funcionase hoy. Y esto no es algo baladí: se trata de un derecho fundamental. Una muerte 'judicial' tampoco pudo ser registrada y los juzgados de Violencia, que graban las declaraciones, también fueron víctimas del entuerto. A mediodía, todos esperaban que la situación se normalizase pronto. Pero fue en vano.

Los informáticos

Desde primera hora de la mañana, el juez Decano de Granada, Antonio Moreno, notificó a los servicios informáticos de la consejería de Justicia y Administración pública el fallo informático.

Al final, optó por dictar un acuerdo por el cual advertía que «se suspendían» todas las diligencias dependientes del sistema informático Adriano. El cartel donde se explicaba la situación lucía ayer en la puerta de los juzgados de La Caleta.

El motivo parecía residir en un fallo en los servidores del edificio, pero los informáticos no pudieron hacer nada rápido. Desde la delegación de Justicia de Justicia lo único que pudieron contestar a la incidencia es que los técnicos, que trabajaron desde Sevilla, estaban haciendo todo lo posible para intentar reparar la avería.

El sistema Adriano está completamente integrado en el trabajo diario de los juzgados desde que fue implantado para dotar de «modernidad» a la administración de Justicia en el año 2001. En algunas ocasiones ha dado problemas. Como cualquier sistema informático se ha 'colgado'. Pero lo de ayer es la primera vez que ocurre en Granada. «Nunca hemos visto nada igual. Llevamos ya 12 horas de paralización. Es absolutamente vergonzoso que esto pueda pasar en un servicio público, que es lo que somos», declaró ayer el juez Decano de Granada, Antonio Moreno. Ayer desconocían si hoy ya funcionaría el sistema.

rociomendoza@ideal.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS