Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

Estás en: Ideal > Más Actualidad > Cultura
Cultura-Granada
Jaume Capdevila: «Los caricaturistas exageramos la cara y el carácter de los personajes»
El dibujante catalán es uno de los grandes invitados al Encuentro de Humoristas Gráficos en Granada, que patrocina IDEAL y se celebra a finales de mes
10.10.07 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Kap es uno de los grandes invitados al I Encuentro de Humoristas Gráficos en Granada que patrocina IDEAL y la Concejalía de Turismo y que se celebrará a finales de este mes. Los dibujos de este dibujante catalán los vemos a diario en 'La Vanguardia' y 'El Mundo Deportivo', pero también en libros y guiones de televisión. El humor gráfico es la gran pasión de Kap.

-Dibuja para varios periódicos, ¿cómo se organiza para entregar sus trabajos a tiempo?

-Llevo diez años haciéndolo y aún no me he organizado. Hay días que se me acumula un montón de trabajo y hay otros que me voy a pasear todo el día. Los hay que tengo que quedarme hasta altas horas de la noche para terminar un chiste y los hay que también me voy a dormir tarde, pero porque estoy de juerga. Cada día es distinto, y esa es la gracia, así no me aburro.

-Escribir sobre humor y ser humorista, ¿se puede compaginar?

-No sólo se puede compaginar, ¿es que se debe! ¿Quien sabrá más sobre humoristas que un humorista? A mí, lo que más me gusta después de hacer dibujitos, es mirarme los dibujitos que han hecho los otros. Entonces, creo que los juicios que puede hacer un profesional del medio sobre sus colegas tienen más valor que los que pueda hacer otra gente. Hay quién escribe sobre humor gráfico y no sabe diferenciar un dibujo hecho a pluma o a rotulador. ¿Así vamos! Y la crítica, si está bien hecha, siempre es constructiva; todos los días puede uno aprender algo, aunque le caiga un palo.

-De las personas que habitualmente caricaturiza, ¿quién es el más complicado para cogerle el perfil correcto?

-Lo que hacemos los caricaturistas es convertir a los protagonistas de la actualidad en arquetipos. Les exageramos la cara y el carácter. Entonces, un personaje cuanto más conocido es por el público, más fácil es encontrarle aquello con lo que definir su arquetipo. Cuanto menos popular es el personaje, más cuesta pillarle la cosilla, porque también el lector al que va dirigido el chiste tiene menos recursos para reconocerlo.

Enfados

-¿Alguien se ha enfadado por alguna de sus caricaturas?

-¿Huy! Tantas veces... con acuse de recibo, tengo una larga lista de agravios con consejeros de la Generalitat, consejeros del gobierno Gallego, dirigentes del Barça, aficionados del Madrid, lectores de piel sensible, maestros de escuela, pescadores, políticos de derechas, políticos de izquierdas, terratenientes, funcionarios, empresarios... Pero creo que la lista de gente que no se ha enfadado es aún más larga.

-En 'El Mundo Deportivo' tiene que estar al día de la actualidad futbolística, ¿debe irse Ronaldinho de juerga por las noches?

-Claro que sí. Exigirle a un chaval brasileño multimillonario de veintipocos años que se quede en casa y se vaya a dormir a las nueve en vez de irse de fiesta toda la noche es tan difícil como intentar comprar un piso sin hipoteca. Y si Ronaldinho está contento fuera del campo, también lo estará en el campo, ¿no? Yo, lo único que le pido a Ronaldinho es que cuando se vaya de fiesta, me avise, que voy a ir yo también. Seguro que al lado de Ronaldinho ligo hasta yo.

-Al ritmo que saca el Barcelona jugadores de la cantera, ¿asiste a los partidos del Barcelona B para hacer fotos de los chavales e ir practicando sus caricaturas para cuando se hagan famosos?

-No, no hace falta. A la que sale cualquier futbolista del Barça que despunta un poco, lo sacan hasta en la sopa. Piensa que en Barcelona hay dos periódicos dedicados al Barça, más los estatales, 'Marca' y 'As', más un par de gratuitos, más las numerosas páginas que le dedican los periódicos de información general, más cincuenta mil canales de televisión entre estatales, autonómicos y locales, cada uno de ellos dedicando un buen pedazo de su programación a los deportes, más un puñado de radios... Vamos, que me voy a ir yo al campo, si estoy de los jugadores del Barça hasta el moño.

-Vive en Barcelona, pero algunos de sus familiares han residido en Granada...

-Así es. Mi bisabuela vivía aquí y había venido a verla. Mis abuelos también vivieron aquí antes de ir a Barcelona, y aquí hay unos hermanos de mis abuelos, y sus hijos. Y aunque no tuviera sangre granadina por mis venas, la Alhambra y las callejuelas de esta ciudad me tienen 'enamorao'. ¿Ole!

-Ahora va a publicar un libro sobre el dibujante Bagaría, el más popular de los años 20, ¿de qué trata?

-Es una selección de los dibujos publicados durante la Guerra Civil. Es el período menos estudiado de Bagaría. Cuando empezó la guerra, Bagaría que vivía en Madrid se trasladó a Barcelona y empezó a dibujar un chiste diario en la primera página de 'La Vanguardia'. Son unos chistes brutales, un clamor contra la guerra, de una fuerza brutal contra el fascismo personificado en Hitler Mussolini y Franco, unas caricaturas demoledoras. Para mí ese período es la cima creativa de Bagaría, donde nos muestra su obra más descarnada, su línea más pura, sin artificios. Yo he hecho la selección, he preparado un trabajo introductorio y he contextualizado las viñetas para hacerlas asequibles al lector de hoy, pues al tratar la actualidad bélica, hay chistes que si uno no sabe a qué se refieren, o quienes son los personajes que aparecen, no hay forma de entenderlos.

-¿Qué significó la figura de Bagaría?

-Bagaría es uno de los grandes renovadores, no solo de la caricatura Española, también en el mundo. Gracias a él, y a uno pocos chiflados más de principios de siglo (el inglés Beerbohm, el sueco Gulbransson, el mexicano Covarrubias, el francés Sem) la caricatura cambió totalmente. Haciendo una especie de símil, podríamos decir que esos tipos descubrieron la rueda y el fuego. Gracias a ellos hoy podemos dibujar como lo hacemos.

-Como conocedor de la historia del humor español, ¿cómo lo ve en estos momentos?

-Pues, por un lado, lo veo fatal: casi no hay publicaciones de humor y en los periódicos se pone a un humorista porque hay que tenerlo (como hay que tener el tiempo, la programación de la tele y las esquelas), los islamistas están esperando que alguno de nosotros vuelva a dibujar a Mahoma para cortarnos en rodajas, y cuando una publicación quiere ahorrarse un duro, el primero que deja de cobrar es el dibujante. Por otro lado, lo veo fantástico, hay una generación de humoristas que hicieron la transición que está consolidada, y una generación de nuevos valores que hace cosas muy pero que muy interesantes, con calidad gráfica y con ideas punzantes; hay mayor clima de libertad que hace cuarenta años, por ejemplo; se organizan cosas como esto de Granada donde se reúnen a los humoristas; y gracias a Internet, el humorista está conectado con todo el mundo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
El blog de ideal.es sobre cine (o algo parecido... [+]
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS