Viernes, 5 de enero de 2007
Registro Hemeroteca

en

LOCAL

Publicado: 12:18

terremoto del 1956
Cuando la tierra tembló
El movimiento telúrico que tuvo lugar en Albolote el 19 Abril de 1956 es uno de los más importantes del siglo XX en España
Cuando la tierra tembló
Vista parcial de la localidad de Albolote totalmente desolada por el terremoto. / IDEAL
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Tras el seísmo, se daban por destruidas la ciudad de Albolote y Atarfe, y por muy afectadas Santa Fe y algunos barrios de Granada capital. Provocó tres muertos en Albolote, y varios más en otras poblaciones. Se habla además de 40 heridos, aunque las opiniones varían.
La prensa daba cuenta de lo acaecido esa tarde en Albolote y comentaba cómo la gente pernoctó al aire libre. Los periódicos del día siguiente comentan que el alcalde de Albolote daba por dañadas el 85% de las viviendas, estando el 40% del total en ruinas o en peligro de derrumbe. El día 21 se decía que las casas que no podrían ser habitadas eran 250. El día en el que ocurrió el terremoto era muy caluroso, extraño con respecto al que se había registrado anteriormente, con lluvias casi todos los días. Gracias a ese día de sol no hubo tantos heridos, ya que la mayoría de la gente, al ver que había salido el sol, aprovechó para pasear y casi nadie se quedó dentro de sus casas.
Momentos antes al terremoto los animales se pusieron muy nerviosos, sobre todos los caballos, debido a que presentían el seísmo, aunque nadie le dio gran importancia. Cuando éste se produjo fue tan grande la sacudida que las copas de los olivos daban en el suelo, como si fueran balancines. Cuando se produjo esta catástrofe la gente no quería entrar en sus casas, por ello la mayoría de la gente se refugió en la calle. Justo después del terremoto empezó a llover fuertemente, esto no facilitó para nada las ayudas, ya que los soldados llegaron esa misma noche para montar las tiendas de campaña, pero debido a las fuertes lluvias no pudieron montarlas hasta dos días después del terremoto. Esa misma noche, la del día 19 de abril, hubo por lo menos otras cinco réplicas y una muy grande que se produjo aproximadamente a las 11 y media de la noche, esta replica no fue de tanta escala como la del terremoto pero si fue bastante grande. La gente para refugiarse del frío hacía hogueras en la calle, aunque no servían de mucho debido a que las lluvias las apagaban. Esa misma noche llegaron algunas ayudas como mantas, sabanas, colchas... pero no demasiadas, la mayor cantidad llegó en los días posteriores al terremoto.
Horror y desencanto
Cuentan los ancianos y ancianas de Albolote que en la Semana Santa de 1956 afloraban en los rostros afligidos de las mujeres y hombres de la localidad, el horror y desencanto padecido por aquella población eminentemente agrícola y azotada por el terremoto. El temblor de tierra dejó en plena calle a muchas familias que quedaron desamparadas en unos tiempos verdaderamente difíciles. A pesar del avance de los tiempos, las nuevas generaciones descendientes, junto con los mayores, han hecho que la tradición siga viva y es por lo que cada año se nota fervorosamente el crecimiento de fieles devotos al Cristo de la Salud, un Cristo que cada año que pasa es más visitado, y cuya imagen se encuentra ubicada en la Iglesia de la Encarnación con un retablo que fue recientemente rehabilitado por la Unidad de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS