'El grito' de Munch sufre "daños irreparables"

El robo del cuadro durante dos años causó varias manchas de humedad que ya no tienen solución

EFE | OSLO
'El grito' de Munch sufre "daños irreparables"

Los daños causados al cuadro de Edvard Munch El grito por los ladrones que lo retuvieron durante dos años son "irreparables", según han reconocido los expertos del Museo Munch de Oslo.

Lo más grave son las pequeñas manchas producidas por la humedad, que a juicio de los expertos ya no tienen solución. Además, las grietas y agujeros detectadas exigen trabajos de restauración extremadamente complicados.

Sin embargo, han asegurado, los daños no tendrán repercusiones para los visitantes del Museo Munch.

El grito fue robado del Museo Munch en 2004, junto con Madonna. Las dos obras sólo se pudieron recuperar un par de años después.Ambas fueran pintadas en 1893 y 1894 y son consideradas obras claves del expresionismo temprano.