La Semana Santa de Granada acaba con menos procesiones y más kilos de cera

Un operario retira esta mañana restos de cera en la calle San Matías/PEPE MARÍN
Un operario retira esta mañana restos de cera en la calle San Matías / PEPE MARÍN

Más de 1.000 kilos de cera ya han sido retirados de las calles

ÁNGELA MORÁN

Este año los servicios de limpieza han retirado 1.000 kg de cera y 450 toneladas de residuos urbanos, un 7% más que el año pasado, provocado por las velas de las procesiones de la Semana Santa. A pesar de la lluvia y la suspensión de varias procesiones se han incrementado los kilos de cera. A las 11.30 horas la calle San Matías abría su paso a los vehículos después de una jornada intensa que comenzaba a las 7 de la mañana. Un total de 30 operarios de Inagra empezaron ayer domingo, al finalizar las procesiones, a limpiar la cera del recorrido oficial lo que permitió abrir el tráfico de la calle Gran Vía y Cárcel Baja sobre las 18.00 horas.

Una media diaria de 60 operarios -5 más de los previstos inicialmente-, han trabajado en un Plan Especial de limpieza de Semana Santa que desde el Ayuntamiento, dicen, «ha funcionado correctamente». «Estamos muy satisfechos con el funcionamiento de las nuevas máquinas». Un sistema que Miguel Ángel Fernández Madrid, concejal de urbanismo, asegura que «no perjudicará al alcantarillado ya que se intenta que no se cuele la cera por los desagües, asimismo tenemos un sistema de filtrado que evitaría cualquier problema».

Un total de 6 barredoras y 3 camiones recolectores se sumaron a los servicios habituales de limpieza de las distintas zonas por donde han transcurrido las procesiones. En paralelo todos los días de Semana Santa dos azafatas de la empresa de limpieza repartieron 25.000 bolsas de cáscaras de pipas por las tribunas y recorrido oficial de las procesiones religiosas.

Asimismo la recogida de residuos ha mejorado, se han retirado 9.000 kilos de papel-cartón, un 15% más que años anteriores, unos 7.100 kg de vidrio, un 10% más, y 10.000 de envases, lo que supone un 30% más que el año pasado. Todo ello con la colocación de varios contenedores complementarios a las habituales papeleras de los caminos más transitados.

Según han informado los operarios de la empresa, las calles con acceso a vehículos «están limpias, ahora comienza el trabajo en las vías peatonales». «Le hemos dado prioridad a las vías por las que el tráfico debe pasar para volver a la normalidad cuando antes», explica un operario de Inagra.

Información relacionada