La reaparición menos sonada de las Spice Girls

Melanie Brown, Emma Bunton, Geri Halliwell y Melanie Chisholm, en su reaparición./INSTAGRAM
Melanie Brown, Emma Bunton, Geri Halliwell y Melanie Chisholm, en su reaparición. / INSTAGRAM

Cientos de fans abandonan el estadio 'Croke Park' de Dublín por los problemas de sonido en el primer concierto de la gira del grupo

SUSANA ZAMORA

Al cúmulo de contratiempos que han tenido que sortear en estos últimos meses antes de su esperada vuelta a los escenarios, las Spice Girls sumaron uno más el día de su reaparición en el estadio 'Croke Park' de Dublín (Irlanda). Sin duda, no fue la falta de público. Cerca de 80.000 incondicionales estaban entregados, dispuestos a perdonárselo todo al grupo británico que en los años 90 revolucionó el mercado de la música pop, hasta entonces dominado por bandas masculinas. Todo, menos pagar hasta 150 euros para oír cantar a sus ídolos y solo escuchar ruido. Los comentarios de admiración, gift e imágenes que acompañaron la salida de Emma Bunton, Geri Halliwell, Mel C y Mel B al escenario dieron un giro en cuestión de minutos cuando, según recogen los diarios británicos 'The Guardian' y 'Daily Mail', muchos de los asistentes se quejaron de que no habían podido escuchar con claridad las canciones debido a los graves fallos de sonido.

El abandono de cientos de fans, indignados por no poder disfrutar del espectáculo, empañó el primer concierto de la Spice World Tour 2019 que las llevarán por varias ciudades inglesas, incluida Londres, donde cerrarán su gira el 15 de junio. La propia Melanie B hizo mención a este problema en Instagram, donde escribió: «Nos veremos en Cardiff. Y ojalá las voces y el sonido sean mucho, mucho mejores».

Después de 20 años de su separación artística, la banda de pop que vendió 145 millones de copias de su primer disco regresó este pasado viernes a los escenarios con la baja ya anunciada de Victoria Beckham. Aún así, tuvo palabras de ánimo para sus excompañeras. Aunque es la tercera vez que se reúnen desde que se separaran en el año 2000, la promoción de los trece conciertos de 2019 empezó fuerte y ha estado plagada de polémicas. A la renuncia pública de Victoria Beckham, se sumaron programas de televisión y titulares, que ayudaron a desentumecer a los personajes, pero también a aumentar el interés con polémicas confesiones. En el caso de Mel B no ha dejado de dar sustos. Primero, admitió que había tenido una relación lésbica de «una sola noche» y «divertida» con Ginger Spice; luego sufrió una fractura de mano que obligó a retrasar los ensayos varias semanas y, por último, cuando todo parecía en orden una inflamación severa en sus ojos la obligaron a aparecer con un parche. «Mi único problema es que tengo que encontrar un parche de ojo Scary muy bueno. ¿Alguien, aparte de Madonna, sabe dónde puedo conseguir uno?», preguntó la intérprete a sus fans.