Los secretos de la boda más viral entre Chiara Ferragni y Fedez

Los seguidores de la pareja esperaban con expectación la aparición de la novia para ver su vestido. /R. C.
Los seguidores de la pareja esperaban con expectación la aparición de la novia para ver su vestido. / R. C.

La 'influencer' Chiara Ferragni y el rapero Fedez retransmiten su enlace en directo a 20 millones de seguidores en internet

JAVIER GUILLENEA

Nunca había habido hasta ahora una boda con tantos invitados. En números redondos, han sido unas veinte millones de personas las que han tenido el honor de seguir paso a paso el enlace de la 'influencer' italiana Chiara Ferragni y el multitatuado rapero, también italiano, Fedez. Entre ambos se hacen llamar Ferragnez y juntos mantienen en pie un auténtico imperio digital. Lo que tocan, sobre todo la ropa que visten, se convierte inmediatamente en objeto del deseo que consumen de inmediato los seguidores de la pareja. No en vano, Chiara es una de las personas menores de 30 años más influyentes del mundo, según la revista 'Time'.

Por suerte para el encargado de poner las sillas, al enlace, que se celebró el sábado en una villa rústica del siglo XIX del municipio siciliano de Noto, no acudieron los veinte millones sino un puñado de doscientos invitados selectos. El resto tuvo que contentarse con seguir en sus teléfonos móviles los detalles de la ceremonia, que fue transmitida en las cuentas oficiales del feliz matrimonio en internet. Solo la de Instagram ya había recibido más de dos millones de visitas en 24 horas.

Los Ferragnez son expertos en esto de exponer su vida en las redes. Sus seguidores saben cómo se echan la siesta, conocen su forma apasionada de besarse, son testigos de su constante y algo cansina felicidad y siguieron nerviosos el nacimiento de Leone, el hijo de ambos.

Lo que aún no habían visto eran los vestidos que utilizaría Chiara Ferragni el día prometido. Solo se sabía, porque ella lo había anunciado, que el de boda era de Dior. Se trataba de un diseño de corte clásico de manga larga con cuerpo de encaje, que rompía a la altura de la cadera con una falda de tul y una gran abertura. Poco antes del banquete apareció con un nuevo modelo algo más oscuro, en el que destacaba un bordado que narraba la historia de amor de la pareja. Más tarde, se deshizo de su falda larga de tul y la sustituyó por una mini. Fedez llegó con un traje negro de Versace, una camisa blanca con solo botón, una rosa blanca en la solapa y unos pantalones ajustados.

Fotos

Vídeos