El sarao de los famosos

El sarao de los famosos

Telecinco estrena ‘Levántate All Stars’, donde los famosos cantarán por parejas. Jesús Vázquez será el presentador y Alaska y Mario, el jurado

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

A Telecinco le basta con añadir la coletilla VIP o deluxe para convertir un reality o un talent en un sarao de famosos. Esta fórmula ya le funcionó con Supervivientes, Gran Hermano o ¡Mira quién salta!, y ahora han vuelto a la carga con Levántate All Stars, un formato de duetos musicales que ya se emitió el año pasado y estuvo protagonizada por padres e hijos anónimos. Se estrena esta noche (22.30 horas) con Jesús Vázquez de presentador y Alaska y Mario Vaquerizo en el papel de jurados y capitanes de los dos equipos que se enfrentan en cada programa.

Competirán diez parejas, que cantarán un tema al azar en cada una de las ocho galas. Estas son las formadas por Bimba Bosé y Silvia Superstar, líder del grupo Killer Barbys; Anabel Pantoja y Manuel Cortés, cantante e hijo de Raquel Bollo y Chiquetete; Dioni, de Camela, y su hijo; las Azúcar Moreno; Melody y su padre; el exrepresentante de Belén Esteban, Toño Sanchís, y Alfonso Aguado, del grupo Los Inhumanos; Maika Barbero y Rafa Blas, los heavies de La Voz; Vicky Martín Berrocal y María Toledo; el finalista de Tu cara me suena, Adrián Rodríguez, y su amigo Christian Mulas; y Angy Fernández junto a su hermana. Además la cadena ya anunció la presencia adicional de un dúo cuyos componentes no serán revelados hasta el estreno de esta noche.

La dinámica es muy sencilla. Al igual que sucedía en Levántate el año pasado, el público decidirá si le ha gustado la actuación poniéndose de pie, ya que cada uno de los asientos del plató cuenta con un sensor que se activa de esta manera. En un marcador se computarán todos los votos de este peculiar sistema.

«Es un programa muy difícil de realizar, pero lo bueno es que todo se graba en falso directo muy rápidamente. Yo he estado en otros programas interminables, que se cortaban a menudo, y al final acababa todo el mundo aburrido: el director, el cámara, el público y nosotros, y aquello no transmite nada. Sin embargo aquí ese dinamismo se notará», confiesa Mario Vaquerizo.

¿El pique entre usted y Alaska se lo llevan a casa?

Ella siempre me regaña diciéndome que tengo que hablarle mejor a la gente (risas). Olvido y yo cada vez que trabajamos juntos nos lo pasamos pipa. Distinto es cuando nos invitan a un debate político, que siempre rechazamos ir ¡porque yo estaría todo el rato de moderador!

Más que jurado, ¿les gustaría haber sido participantes?

¡No! (tajantemente). Tenemos diferentes formas de afrontar un proyecto musical y los dos íbamos a intentar imponernos. Ahí sí que hubiéramos acabado separados de verdad. Olvido es muy metódica, nos conocemos muy bien.

El premio para una ONG

A diferencia de Got Talent España, programa que finalizó el miércoles pasado con la victoria de la cantante canaria Cristina Ramos, aquí no habrá premio para el mejor. En cada entrega, el equipo ganador (cuya composición irá variando en cada gala) será recompensado con 3.000 euros que donarán a una ONG de su elección.

Y para convencer al público no basta con una interpretación perfecta, habrá otros factores que levanten a los asistentes de sus asientos. «Hay que hacer estrategia, porque cuanto más famosa es la canción o si esta se versiona de forma animada, más fácil es que el público se levante», explica Alaska.