«Estoy tocada por una varita»

«Estoy tocada por una varita»

Eva González acaba de regresar de su luna de miel para presentar la tercera temporada de ‘MasterChef Junior’ (TVE). «¡Estos niños saben más que los ratones ‘coloraos’!»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Ahora los niños no quieren ser ni futbolistas, ni veterinarios ni profesores, ¡sino cocineros! La culpa de este fenómeno la tiene MasterChef Junior, cuya tercera temporada se estrena este martes, a las 22.15 horas, en TVE. Su presentadora, Eva González (Mairena del Alcor, Sevilla, 1980) también acaba de regresar, pero de su luna de miel por Laos, Maldivas y Australia junto a su marido Cayetano Rivera. «Ha sido un año maravilloso».

¿Cómo regresa de su luna de miel?

Vuelvo cansada porque he llegado hoy (por ayer) a las ocho de la mañana y tengo todavía jet lag, ¡y mañana tengo grabación de Se llama copla (Canal Sur)!

¿Se ha atrevido a probar platos raros en el viaje?

Sí, pero no solo por estar en Masterchef, yo soy muy atrevida con los sabores y me gusta probar platos nuevos allá donde voy. ¡Lo malo es que por poco me caigo practicando deporte con una bicicleta!

¿Con qué recuerdos se queda de su boda?

Recuerdo con mucho cariño la emoción de mi pueblo, pero yo me imaginaba que todo iba a ser tal y como fue. Casarme allí era una manera de devolver todo el cariño que me han dado y me lo pasé genial.

Y ahora MasterChef Junior.

Va a ser una maravilla porque vamos a tener cocineros como David Muñoz, que no escatimó en el nivel de la prueba. Nos vamos a disfrazar, va a haber una piscina de chocolate, vamos a viajar a Ámsterdam

Los niños vienen cada vez con más nivel.

¡Estos saben más que los ratones coloraos! Son impresionantes. Yo estoy muy cerca de ellos cuando están cocinando y se aprende mucho. Es muy curioso porque los trucos de cocina los conocen gracias a sus abuelas, que son las que les enseñan a cocinar.

¿De dónde los sacan?

El equipo de casting es maravilloso, busca debajo de las piedras. Se han presentado 6.000 niños y la premisa fundamental es que cocinen bien, y dentro de ese requisito eligen a los chavales por su personalidad, porque al fin y al cabo esto es televisión.

¿No le despiertan el sentimiento materno?

¡Dame una tregua! (risas). Me gustaría, pero no creo que sea el momento ahora mismo.

Se ha criticado el horario del programa, de noche.

Es un programa para prime time, pero los niños nos suelen ver a través del canal Clan y de la web de RTVE. Además se emitirá en su mayor parte en vacaciones de navidad.

Sus programas siempre son longevos.

Estoy tocada por una varita. Evidentemente no es labor mía, sino de todo el equipo. Da la casualidad que los dos programas en los que estoy llevan muchísimos años y es una suerte.

¿Se imaginaba que iba a acabar en el mundo de la televisión?

Ni siquiera me llamaba la atención, de hecho cuando hice mis primeros pinitos solo pensaba en volver a casa rápido. Por eso siempre estaré agradecida a este concurso, a mí me enseñó que te podían dar una oportunidad pero la tenías que aprovechar. Hasta entonces era Miss España 2003 y ahora aparece al final de mi currículum.

¿Ya se acabó la pasarela?

Lo que pasa es que tengo 35 años, y no estoy para subirme a una.

Naomi Campbell tiene 45.

¡Vaya comparación! (risas). Sigo haciendo cosas vinculadas con la moda, pero no tengo tiempo para nada con todo lo de televisión.

¿Se hubiera presentado a este concurso de pequeña?

Me hubiera gustado presentarme a alguno de disfraces o algo de eso. Soy la mayor de mis primas y siempre me dedicaba a disfrazarlas y maquillarlas.

¿Pedía a los reyes juguetes de cocina?

Yo me pedía las cabezas típicas que podías maquillar y peinar, y también los juegos de ciencia de Nova. Recuerdo que hubo un año en el que me pedí la tricotosa.

¿Qué le pide a 2016?

¡Qué me quede como estoy! Sería una osada si pidiera más. Ha sido un año maravilloso en todos los aspectos.

Fotos

Vídeos