Pedro García Aguado: "El botellódromo de Granada me dio miedo, es lamentable"

Pedro García Aguado: "El botellódromo de Granada me dio miedo, es lamentable"

El 'Hermano Mayor' estuvo 'En la Caja' de Cuatro, y aseguró que Granada es "elegida por muchos estudiantes sólo porque cada fin de semana te puedes emborrachar en este espacio tan asqueroso".

IDEAL GENTE

El programa del grupo Mediaset 'En la caja', emitido por Cuatro, tuvo como protagonista en esta noche de miércoles a Pedro García Aguado, que ya fue una de las caras conocidas de la cadena a través de otro formato, 'Hermano Mayor', y a Granada como escenario; eso sí, debido -desgraciadamente- al consumo de alcohol y el espacio habilitado para ello: el botellódromo.

El ex jugador de waterpolo, y alcohólico rehabilitado, llegó a reconocer que el ambiente que se encontró en el botellódromo de Granada durante la fiesta de la primavera, en el que llegaron a reunirse 10.000 personas (otros años han sido hasta 25.000), le dio "miedo, porque otros años ha habido lanzamiento de botellas" y porque los jóvenes que asisten a este evento y llegan a ese estado "se mueven por instintos primitivos".

"No me sentía seguro. No me había encontrado nunca en una situación de tanta angustia, porque cuando la gente va tan bebida nadie atiende a razones. Tengo cercanía con los jóvenes, pero me fui con mal cuerpo. No me gustó" -afirmó Aguado al referirse al momento en el que intentó abandonar el botellódromo.

El 'Hermano Mayor' de España se plantea "hasta qué punto tiene que pasar algo grave para que alguien haga algo", y anima a las "autoridades y al equipo de gobierno" a que manden a alguien "para ver lo que pasa", ya que -según su opinión- la seguridad es insuficiente: "¿Y si empieza una batalla campal? ¿Quién tiene juicio para pararla? ¿Y quién nos va a ayudar?" -pregunta García Aguado.

Sin embargo, ésta no es la única manifestación de violencia que existe en este "espacio tan lamentable", según cuenta Pedro: "Si han existido agresiones sexuales, hay que depurar responsabilidades, pero para eludirlas se defiende que se convoca espontáneamente, por lo que no hay un responsable detrás, ni compromiso de que allí estén presentes los servicios mínimos".

El medallista olímpico, a pesar de encontrarse -en teoría- en un lugar dedicado al ocio y a la diversión, no considera que eso sea lo que se puede ver allí: "Allí no ves a la gente feliz. Las caras no son de felicidad ni 'puntillo'. Ves gente desfasada y haciendo el ganso. Espectáculos que en mi época eran de dos rombos. Alguno se avergonzará cuando se vea, pero otros serán tan tontos de sentirse orgullosos de verse en la tele así, y habrá gente que saque pecho y se vanaglorie. Para mí es lamentable y nadie hace nada".

"Que te meen en la puerta de tu restaurante no es normal"

Al margen de la violencia y los problemas relacionados con ésta, derivados del consumo excesivo de alcohol, Pedro García Aguado destacó la suciedad y el ambiente anti higiénico del botellódromo de Granada.

"Hay un fuerte olor a pis. Es un espacio de mierda. No vi un sólo sanitario público y a los cinco minutos de llegar ya había visto dos culos. No entiendo por qué los jóvenes no demandan un espacio digno para ellos" -sentenció.

Además, en una de las entrevistas a los dueños de los comercios de la zona, el ex deportista llegó a escuchar que ya se habían acostumbrado a que la gente orinara en la puerta, pero que preferían poner un cartel en el cristal frontal en el que se podía leer "servicio averiado", para que esto no se trasladara al interior del local, lo que asombró a García Aguado, que no puede entender que se asuma así de fácil tal barbaridad: "Que te meen en la puerta de tu restaurante no es normal".

El que fuera presentador de 'Hermano Mayor' acabó diciendo que hasta ahora conocía Granada por varias asociaciones, amigos, por haber vivido allí y por la Alhambra, pero que a partir de ahora también la conocería por "un botellódromo del que algunos se sienten muy orgullosos pero que a mi me dio asco".

Fotos

Vídeos