«Me llevaría a Aznar a las Azores»

«Me llevaría a Aznar a las Azores»

Pepa Bueno toma en Cuatro el sofá de ‘Viajando con Chester’. «Las comparaciones con Risto son inevitables, lo tengo muy asumido»

IDEAL GENTE

El sofá de Viajando con Chester cambia de aires a partir de este domingo en Cuatro (21.30 horas). Su nueva dueña es Pepa Bueno, presentadora del matinal de la Ser Hoy por Hoy. Bueno (Badajoz, 1964) tomará el relevo de Risto Mejide en esta cuarta temporada, después de que este no llegara a un acuerdo con Mediaset, lo que propició su salida hace dos meses. «Las comparaciones van a ser inevitables», reconoce. En el primer episodio conversará con Felipe González y José Coronado.

Cambia la entrevista por la conversación.

A mí me encanta probarme con cosas nuevas. Es la primera vez que hago un programa que no es en directo y el hecho de tener que entrar en ese registro diferente que es la conversación y dejar que esta nos lleve por donde quiera me sienta muy bien, es ese momento mágico de convivencia que se produce en el sofá.

¿Qué le ha convencido?

El proyecto sin ninguna duda. Yo disfruto mucho con el programa que hago en la radio, con una escaleta en blanco o con entrevistas puras y duras, pero este es un proyecto al que difícilmente se puede decir que no. Es un programa que ya veía y me gustaba.

La van a comparar con Risto Mejide.

Las comparaciones son inevitables, lo tengo muy asumido. Además este es un programa con mucha personalidad que se basa en una conversación entre dos y uno de ellos es fijo.

¿Ha hablado con él?

No nos conocemos, aunque supongo que llegará el momento. Sentarlo en el Chester podría tener su encanto.

Va a tener que controlar las prisas de la radio.

Lo primero que me dijeron es que me quitara el reloj mental con el que siempre vamos en la radio, porque allí es un bien escasísimo. Eso es una maravilla en este formato, escuchar toda la divagación que quiera hacer el personaje y que te sugiera nuevas preguntas.

¿Y cómo lleva que los invitados le pregunten?

Al principio me llamaba la atención porque suelo ser yo la que siempre pregunta, luego cuando ya entras en el relax de la conversación que propicia el sofá he acabado respondiendo a preguntas muy peliagudas, de mi vida personal. También he acabado hablando con acento extremeño.

¿Entonces vamos a ver una Pepa Bueno muy diferente?

La información te permite pocas sonrisas, pocas bromas. También te limita mucho la exhibición de tu personalidad. Aquí en el Chester voy a ser más yo, me voy a reír más y creo que la gente se va a sorprender con eso, porque los informativos se prestan poco a eso.

¿A quién le gustaría sentar en el Chester?

No se me ocurre a nadie que no me gustaría entrevistar, todo el mundo tiene una historia que contar si quiere contarla de verdad. El personaje público al que no he entrevistado todavía y me encantaría hacerlo sería al expresidente Aznar, en versión radio o en el Chester.

¿Cómo tapizaría ese sofá?

Creo que lo tapizaría de azul y con gaviotas, además me lo llevaría a las Azores (Risas). O a la puerta de la Moncloa.

¿A sus jefes de la Ser les sentó mal este fichaje?

En absoluto. Naturalmente no tomo decisiones sin comunicarlas con mi grupo. Todo el mundo se alegró por mí cuando me propusieron para hacer el Chester. Me pareció lamentable que se dieran por buenos esos rumores.