'Bares Mamading': Sexo oral y felaciones a cambio de barra libre en varios locales

'Bares Mamading': Sexo oral y felaciones a cambio de barra libre en varios locales

Este nuevo "juego" consiste en que las mujeres pueden conseguir chupitos y copas a cambio de felaciones

IDEAL.ES

Nacen los 'Bares Mamading' en la localidad mallorquina de Magaluf y otros tantos lugares de la geografía española. Esta es la nueva, degradante y problemática moda que se ha instaurado recientemente. En al menos dos locales de Magaluf se llevan a cabo estas actividades que a pesar de ser voluntarias por parte de las mujeres no dejan de ser terribles.

Hace varias semanas que se está llevando a cabo esta práctica en los 'Bares Mamading', y existen numerosos vídeos e imágenes circulando por las redes mostrando de forma totalmente explícita estos actos.

El alcalde de la localidad balear de Calviá ha mostrado su rechazo a este tipo de práctica desarrollada en los 'Bares Mamading', declarando que no la considera una práctica aceptable.

Este nuevo "juego" consiste en que en Punta Ballena por la noche en estos locales las mujeres pueden conseguir chupitos y copas a cambio de felaciones. La noche en esta ciudad ya se ha conocido por mezclar altas dosis de sexo y alcohol.

En las últimas imágenes que han circulado por Internet se observa con todo detalle como una joven realiza felaciones a múltiples turistas con el fin de conseguir copas gratis para el resto de la noche. Ellos no se cortan un pelo y se ve como se desabrochan el pantalón para que la joven consiga este beneficio de poder ingerir alcohol el resto de la noche de forma gratuita.

Desde el ayuntamiento afirman que ambos locales considerados 'Bares Mamading' están en el punto de mira pero no pueden realizar ninguna acción contra esta actividad puesto que: "Es moralmente deleznable y vejatorio para quienes lo practican, pero se trata de una actividad realizada entre personas adultas que como tal resultan libres de hacer lo que crean oportuno siempre que no existan coacciones".

La directora del Institut de la Dona, Isabel Llinás añadió que se están preparando todo tipo de medidas para intentar limitar esta actividad aunque por el momento no han encontrado una que tenga un resultado totalmente satisfactorio dado la legalidad de la acción en la que no existe ninguna coacción por parte de los hombres.

Uno de los empresarios que tiene más locales de ocio en la calle Punta Ballena asegura que nunca ha oído hablar de esta nueva modalidad de barra libre pero que vigilará que no se realice en sus instalaciones. El propietario por otro lado afirma que son "Chorradas que sólo consiguen notoriedad a través de los medios, aunque en el caso de ser verdad se vigilarán mis locales".

La mayoría de los vídeos enviados a través de "whatsapp" provienen de un local situado enfrente de este propietario que asegura jamás ha visto que se llevan a cabo tales acciones. Durante la mañana de ayer se llegaron a realizar varias llamadas entre el despacho de Llinás y el Ayuntamiento de Calvià donde están realmente preocupados por esta nueva "moda" y esperan que sea pasajera.

Otro propietario de locales nocturnos de la zona argumentó que: "Las instituciones y los empresarios estamos invirtiendo mucho dinero para que Magaluf mejore su aspecto y su imagen exterior, y no es justo que todo ese trabajo quede manchado por algo que es anecdótico dentro de una urbe como es Punta Ballenaen los meses de verano".

Por otro lado el ayuntamiento asegura que ya se han dado órdenes a la Policía Local para que vigilen de cerca esta práctica a fin de que en el momento que se cruce la legalidad se pueda actuar en consecuencia. El grupo Més exige "contundencia" contra los promotores de estas conductas mientras que por su parte el alcalde Manu Ovieda asegura que: "desde la más absoluta legalidad y en la medida de nuestras posibilidades, se tomarán las medidas oportunas que permitan erradicar situaciones semejantes de nuestras zonas de ocio ". Y es que tanto los empresarios como los vecinos de la zona están alerta ante esta nueva moda que puede interferir en la imagen de la zona y en la reputación de la misma.