Las 2.000 excusas registradas en Granada para no ser de la mesa electoral

Un sordociego cumplió en Tenerife su misión de presidir la mesa en las últimas elecciones generales. /Cristóbal García
Un sordociego cumplió en Tenerife su misión de presidir la mesa en las últimas elecciones generales. / Cristóbal García

Tan sólo en la Junta de Zona de Granada habían recibido hasta el jueves 1.330 peticiones para evitar ser presidente, vocal o suplente en los comicios

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

Tener una comunión; haber comprado entradas para el concierto de Morat en Sevilla; regentar una farmacia sin mancebos en un pueblo del Área Metropolitana; ser cuidador de una persona dependiente; o estar recién operado. Los motivos de las alrededor de 2.000 excusas presentadas por los ciudadanos elegidos para formar parte de las 1.101 mesas electorales de los 174 municipios de Granada para las dos citas electorales de mañana son de lo más variado. Y no todas han prosperado, claro.

Según los datos oficiales a los que ha tenido acceso IDEAL, tan sólo en la Junta Electoral de Zona de Granada –cuyo ámbito territorial de competencia coincide con el del partido judicial de Granada y el de Santa Fe– se habían recibido hasta el jueves 1.330 excusas de granadinos para no estar en las 674 mesas electorales que habrá en esta parte de la provincia.

Hay excusas que caen por su propio peso y no tienen más remedio que ser desestimadas y otras que, tras ser analizadas por los miembros de la junta electoral de zona, que está constituida por tres magistrados y dos vocales no judiciales pero licenciados en Derecho, acaban siendo admitidas. Eso sí, siempre tras comprobar que las causas alegadas entran en las previstas en la ley y han sido acreditados debidamente, con las pertinentes pruebas documentales, los motivos que impiden al solicitante estar el domingo detrás de las urnas como presidente, vocal o suplente.

En la Junta Electoral de Zona de Motril –que incluye el área del partido judicial motrileño y también el de Almuñécar–, el número de excusas presentadas hasta el jueves de cara a los procesos electorales de las municipales y europeas era de 187, de las que la gran mayoría han sido aceptadas. Sólo se han denegado 28.

Motivos en Motril

Los principales motivos alegados en el ámbito territorial de Motril, donde habrá 127 mesas, han sido: enfermedad e incapacidad (un 65%); motivos familiares (15%); pertenencia en activo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (0,5%); mayores de 65 años (0,5%); y residencia en otras comunidades y en el extranjero (0,4%). Otras «causas diversas» han motivado el 0,6% restante.

En la Junta Electoral de Zona de Loja, hasta el jueves se habían registrado un total de 83 excusas de miembros de las 92 meses electorales que habrá. Los motivos principales han sido: ser mayor de 65 años; tener problemas de salud; la Comunión de un familiar (en estos casos se ha excusados a padres y tíos); tener residencia laboral en el extranjero u otra comunidad; y ser madre con hijos menores de nueve meses o gestantes en el último período del embarazo.

Los datos de excusas de Baza, donde habrá 70 mesas; Guadix, donde son 64 las mesas; y Órgiva, donde el total de mesas es de 74, no han sido facilitados, pero si se hace una media de excusas por mesa, en función de los datos de la Junta Electoral de Zona de Granada, la cifra provincial puede rondar las 2.000 excusas.

Tan sólo entre las presentadas en las juntas electorales de Granada, Loja y Motril suman 1.600, de acuerdo con los datos oficiales contabilizados en cada zona. Fuentes de la Junta Electoral Provincial recordaron que cada mesa cuenta con tres miembros: un presidente y dos vocales. Aparte, se llama a dos suplentes por puesto. Es decir, que para cada mesa se 'moviliza' en realidad a nueve personas.

Si en Granada hay 1.330 excusas en 674 mesas, la media de excusas por mesa es de dos. Teniendo en cuenta que entre Baza –que incluye el ámbito territorial del partido judicial de Huéscar–, Guadix y Órgiva hay un total de 208 mesas, estaríamos hablando de alrededor de 416 excusas más, que sumadas a las 1.600 constatadas, arrojaría una cifra algo superior a 2.000.

Las excusas se suelen presentar «por escrito o por correo» y son estudiadas, una a una, por los miembros de la junta electoral de zona. Según las fuentes consultadas de la Junta Electoral de Zona de Granada, hay casos, por ejemplo, en los que se han pedido informes médicos a aquellas personas que han alegado estar recién operadas o sufrir dolencias, como problemas cervicales o hernias, que les impiden estar horas y horas sentadas. También se han pedido certificados a quienes han alegado ser cuidadores de enfermos. Ha habido igualmente quien se ha escudado en tener un examen importante, estar preparando una oposición o ser analfabeto. A un propietario de un bar que ha alegado tener que trabajar en su negocio se le ha denegado tras confirmar que cuenta con varios camareros

Cada junta resuelve si acepta o no la excusa. La decisión se adopta por mayoría y sus integrantes tratan de ser justos, ya que su resolución no puede ser recurrida, como indicaron las fuentes, que recordaron que es un «deber cívico y legal» cumplir con la misión encomendada mañana. Además, participar en la fiesta de la democracia de esta manera es una experiencia remunerada.