Una mesa colgada del escrutinio en Motril aún hace soñar a David Martín con un tercer concejal

Dani Ortega, el número tres de la lista de Andalucía por sí, recibe felicitaciones en la noche electoral. /Javier Martín
Dani Ortega, el número tres de la lista de Andalucía por sí, recibe felicitaciones en la noche electoral. / Javier Martín

El candidato insiste en que hay posibilidades de que el recuento oficial definitivo cambie los resultados

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETEMotril

El recuento oficial de votos en la web del Ministerio de Interior se quedó congelado en un 97,7% en el municipio de Motril durante la madrugada del domingo. Después de estar toda la noche acariciándolo, Andalucía por sí se quedaba a una distancia de 19 votos de obtener un tercer edil, en detrimento de Vox, que consolidó su segundo. El 2,23% del porcentaje que le falta al escrutinio oficial se corresponde con la mesa de la biblioteca municipal, según señalaron fuentes de los distintos partidos.

Desde la Junta electoral provincial explicaron a IDEAL, que el fallo en en este caso está relacionado con la trasmisión de datos de esta mesa electoral lo que impedirá completar el escrutinio al 100% hasta que la Junta Electoral se reúna este miércoles, tres días después de que se celebren las elecciones como establece la normativa. Además dispondrá de otros tres días para realizar el recuento y resolver posibles reclamaciones si las hubiera.

Una incidencia que no tiene por qué cambiar el resultado final, aunque desde Andalucía por sí, no pierden la esperanza. Quizá por que no partían con las expectativas tan altas como otros de los partidos que han logrado representación por primera vez en Motril, la entrada de Andalucía por sí con dos concejales en el Ayuntamiento ha sido una de las grandes sorpresas de estas elecciones.

«La clave es el equipo, entre todos han sumado para conseguir este resultado. Hay gente humilde que quiere seguir luchando por Motril», valoraba ayer David Martín. Ahora el candidato pide unos días de 'tregua' para quitar carteles, descansar y también atender las obligaciones de su trabajo antes de hablar de pactos. «Hasta que no estén los resultados definitivos vamos a seguir soñando», insiste Martín, consciente de que ese tercer edil cambiaría por completo el escenario de cara a futuras alianzas.

Temas

Vox, Motril