Luis Salvador se postula como alcalde «frente a la apelación al miedo y la nada»

Luis Salvador se postula como alcalde «frente a la apelación al miedo y la nada»

El candidato de Ciudadanos apela a su proyecto para construir una Granada «accesible, diversa y amiga de sus mayores» para lograr el voto este domingo

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZGranada

La ilusión frente a la apelación al miedo y la nada. Así se postuló a la alcaldía de Granada el candidato de Ciudadanos, Luis Salvador, que cerró una campaña que definió como «propositiva» con un acto electoral en la avenida de la Constitución que congregó a más de un centenar de personas.

El líder, que estuvo respaldado por otros miembros de su candidatura como Manuel Olivares, Lucía Garrido, José Antonio Huertas o Lorena Rodríguez, desgranó los ejes principales de un programa electoral –la Granada de siempre, la Granada moderna, la Granada inteligente y la Granada humana– pensado para los próximos doce años. «Estamos dispuesto a seguir presentando un proyecto de ciudad de 2019 a 2031 basado en la Granada de siempre, la Granada moderna, la Granada inteligente y la Granada humana para dar respuesta a las necesidades, esperanzas y anhelos que tienen los granadinos, dijo.

Salvador recordó que su proyecto de ciudad atiende a la cultura, el turismo, la economía tradicional y digital con el objetivo de «ofrecer ilusión y un horizonte de esperanza» para los granadinos. Por eso pidió el voto por la ilusión que representa el proyecto naranja «frente a la apelación al miedo y la nada que hacen otros partidos políticos y que no tienen un proyecto alternativo al que ofrece Ciudadanos».

El dirigente recordó algunos de los proyectos que ha destacado durante la campaña. En materia cultural, por ejemplo, reivindicó la aspiración de Granada como capital cultural europea en 2031 y aseguró que promoverá la protección del Sacromonte como Patrimonio de la Humanidad. Asimismo, avanzó la puesta en marcha de un plan estratégico con todo el sector y el fin de las redes clientelares. «Ya no habrá poetas de unos o de otros, sólo poetas; ni músicos de unos o de otros, sino músicos», dijo.

Respecto a la creación de empleo, planteó un futuro en el que Granada tenga «las fábricas del siglo XXI», un objetivo que se propone lograr «apostando por la economía digital y el talento que sale de nuestra universidad». Salvador también se refirió a la situación medioambiental. El líder de Ciudadanos lamentó la mala calidad del aire que padecen los granadinos y aseguró que apostará por la construcción de más caminos verdes y parques para mejorar la situación.

Finalmente, en materia de transporte, reitero su voluntad de extender el metro y culminar una Segunda Circunvalación «que necesita Granada y que nos quitaría más de 150.000 vehículos de la ciudad».

Salvador destacó el equipo humano que le rodea, «un grupo de personas honradas, honestas y preparadas que antepone el interés general al particular» y pidió el voto el domingo «para conseguir una alcaldía naranja». «Tenemos ambición de ciudad, de que Granada sea competitiva, crezca y sea un futuro viable para los jóvenes, y también que sea amiga de sus mayores, diversa, accesible para todos», señaló.