El cobro de unos recibos de IBI de cortijos de 2012 hace saltar por los aires la campaña en Motril

Mari Ángeles Escámez, Antonio Escámez y Miguel Ángel Muñoz de MÁS Motril. /JAVIER MARTÍN
Mari Ángeles Escámez, Antonio Escámez y Miguel Ángel Muñoz de MÁS Motril. / JAVIER MARTÍN

Antonio Escámez (MÁS Motril) arremete contra Francisco Sánchez-Cantalejo (PSOE) y deja claro que esta decisión es de los socialistas, sus socios de gobierno a los que ha atacado por primera vez

Laura Ubago
LAURA UBAGOMotril

El runrún ya estaba en la calle porque a los motrileños le estaban llegando recibos del IBI de los cortijos correspondiente al año 2012. A muchos de estos propietarios de viviendas les había sentado regular porque consideran que ese cobro está hasta prescrito. Ante este revuelo, Antonio Escámez (teniente de alcalde de Urbanismo y candidato del partido MÁS Motril) quiso dejar claro que no era una cosa suya, que es una decisión de sus socios, el PSOE.

«MÁS Motril quiere dejar tajantemente claro que el hecho de que los propietarios de los cortijos motrileños estén recibiendo el recibo del IBI del año 2012, obedece a una decisión única y exclusivamente del Partido Socialista, más concretamente, a la orden de cobro dada por el teniente de alcalde de Economía y Hacienda, Francisco Sánchez-Cantalejo, que deberá ser el encargado de explicarle a los ciudadanos afectados el por qué de haber tomado dicha decisión, que como hemos sabido desde nuestro partido, ha sembrado la preocupación en el seno de muchas familias motrileñas. El señor Cantalejo deberá igualmente dar el motivo preciso, para que un recibo presumiblemente prescrito siga en circulación«, han expresado con rotunidad desde este partido.

Desde la formación de Antonio Escámez indican que no entienden «esta maniobra del PSOE, pergeñada por el responsable municipal de Economía y Hacienda, que ha creado zozobra en una buena parte de los motrileños propietarios de un cortijo, al poner en circulación el recibo del año, nada más y nada menos, que 2012«.

Por eso han pedido a Sánchez-Cantalejo que de la cara, «porque es su responsabilidad».

Para tratar de solventarlo han indicado que Antonio Escámez, como teniente de alcalde de Urbanismo, ha dado instrucciones a la asesoría jurídica para que elabore un exhaustivo informe sobre la prescripción de las liquidaciones extemporáneas del IBI de diversos cortijos, todas ellas de 2012. Además quiere Escámez que ese informe diga por qué no se han liquidado años atrás estos recibos, como «han venido reclamando la mayoría de los afectados, los cuales, habiéndolas reclamado en su momento y obteniendo la negativa, entienden por derecho la prescripción de estos recibos».

El PP también ha reaccionado ante este hecho y han pedido a la alcaldesa, Flor Almón, que dé una explicación.

La vicesecretaria general del PP, Ángeles López Cano, ha subrayado que «son muchas las familias propietarias de cortijos en Motril las que están sufriendo el afán recaudatorio de Almón, que lo único que ha hecho en estos cuatro años ha sido meterle la mano a los motrileños en los bolsillos. Se trata de un mandato negro para la economía del municipio, y negro para la ciudad, que ha sufrido su incompetencia como alcaldesa, con cuatro años sin presupuestos, algo inconcebible para una ciudad como Motril y que refleja también la nefasta gestión del área económica del PSOE en el Ayuntamiento motrileño».