El PSOE garantizará «un Ingreso Mínimo Vital para combatir la pobreza infantil»

El PSOE garantizará «un Ingreso Mínimo Vital para combatir la pobreza infantil»

Los socialistas incentivarán la racionalización horaria en las empresas para favorecer la conciliación y ampliarán en 321 millones las ayudas a las familias

R.I.GRANADA

El candidato socialista al Congreso por Granada José Antonio Montilla ha destacado el compromiso de las políticas del PSOE en apoyo a las familias y a la conciliación mediante una batería de medidas que incluye la garantía de un Ingreso Mínimo Vital, el aumento de la prestación por hijo a cargo para familias vulnerables, que pasará de 291 euros a 473 euros, y un 25 por ciento más de recursos al programa para la protección de la familia y atención a la pobreza infantil.

En una comparecencia junto a la también candidata al Congreso Elvira Ramón, Montilla ha afirmado que las propuestas del PSOE inciden especialmente en las familias con más dificultades y en la erradicación de la pobreza infantil. Con más de 32.000 hogares con todos sus miembros en paro sólo en la provincia de Granada, los socialistas consideran urgente actuaciones de choque para garantizar la dignidad de las personas.

«Actuaremos sin descanso contra la pobreza infantil con el objetivo de eliminarla por completo y atenderemos con suficiencia a todas las familias granadinas con hijos en riesgo de exclusión social».

Así se ha pronunciado Montilla, quien ha asegurado que el programa del PSOE plantea además el impulso a la adopción y el acogimiento familiar para reducir el número de menores que viven en instituciones de acogida y más recursos -25 millones más- en ayudas para los comedores escolares a las familias en riesgo de exclusión, tal y como recogían además los Presupuestos Generales.

Desde el PSOE se comprometen además a liderar un Pacto Nacional Contra la Pobreza Infantil para combatir la privación material y cualquier forma de exclusión social de nuestros niños y niñas, y promoverán una Ley de Familias que permita la consideración de familia numerosa también para las familias monoparentales y monomarentales con dos hijos o más.

Gratuidad de la educación de 0 a 3 años

Desde el PSOE se comprometen además a fomentar más financiación a los ayuntamientos para avanzar en la gratuidad de la educación de 0 a 3 años, la racionalización horaria en las empresas y nuevas ayudas para garantizar la igualdad y la protección de los menores.

En concreto, los socialistas promoverán desde el Gobierno central, tal y como estaba previsto en los Presupuestos Generales, la ampliación de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) para los ayuntamientos con objeto de promover la universalización de la escuela para menores de 0 a 3 años, junto con otras iniciativas como la flexibilización horaria para mejorar la corresponsabilidad, 321 millones más en ayudas a las familias y llegar a permisos por nacimiento iguales e intransferibles para ambos progenitores en los próximos 3 años.

Una medida que permite «ampliar el horizonte de las mujeres, para que el cuidado de su hijo o hija no suponga un lastre en sus expectativas de futuro y promoción laboral», según Montilla, quien ha reivindicado el papel histórico del PSOE como motor de todos los avances en protección social y bienestar de las familias. «Derechos como la ampliación de los permisos de paternidad son sólo un ejemplo de que somos la única alternativa para seguir consolidando el bienestar colectivo, sin fronteras invisibles ni desigualdades de ningún tipo», ha subrayado.

En este sentido, el socialista ha pedido la máxima movilización en apoyo del PSOE el próximo 28-A para impedir que se liquiden o se frenen, a manos de las derechas, todos los avances ya conquistados o los derechos aún pendientes de lograr.

Así, frente a la precarización en el empleo, a los retrocesos en igualdad y al deterioro del sistema de protección social que ha promovido el PP en los últimos 7 años de Gobierno, los socialistas, ha apuntado Montilla, encaran la cita con las urnas con el objetivo de «afianzar una Granada para todas y todos, con la gente como epicentro de la acción política».