Noelia Vera: «El trifachito quiere que estemos en nuestra casa pariendo obreros»

Noelia Vera: «El trifachito quiere que estemos en nuestra casa pariendo obreros»
RAMÓN L. PÉREZ

La portavoz de Unidas Podemos critica el discurso «de los privilegiados y fascistas» que buscan expulsar a la formación morada del escenario político

PILAR GARCÍA-TREVIJANOGRANADA

Unidas Podemos visitó la provincia nazarí para asistir a un acto público en Maracena con el fin de reconquistar las urnas el próximo 28 de abril. Separados por el espectro ideológico y a 9 kilómetros del evento de Vox, los candidatos de la formación morada al Congreso Pedro Honrubia y Neyva Molina estuvieron arropados por tres pesos pesados del partido a nivel nacional: Antonio Maillo, coordinador regional de IU y portavoz en el Parlamento andaluz, Noelia Vera, periodista y diputada por Cádiz, y Victoria Rosell, magistrada en excedencia y candidata al Congreso por Las Palmas. Entre abrazos y con la sintonía oficial de fondo, llegaban los candidatos a un acto íntimo con sus afiliados más leales. Apenas había cruzado Victoria Rosell la puerta del salón cuando varios fieles la recibían con un «próxima ministra de Justicia». Poco a poco el centenar de asistentes tomaron asiento para disfrutar de la cita.

El coordinador andaluz de IU inauguró la ronda de intervenciones. Tras los agradecimientos, Antonio Maillo movilizó a los asistentes a las urnas para liderar «a nivel nacional y desde la izquierda el cambio que no se pudo hacer después de los resultados de las elecciones andaluzas». Maillo reivindicó a Unidas Podemos como la alternativa : «El partido está abierto y vamos a jugar. Votar al PSOE es darle una cartera de ministro a Albert Rivera, ya lo vivimos aquí en el anterior Gobierno«. Sobre los votantes indecisos mantuvo que su »color es el morado«, sentenció de forma apresurada antes de abandonar el acto y poner rumbo a Córdoba.

RAMÓN L. PÉREZ

Victoria Rosell tomó el relevo. La magistrada en excedencia arremetió contra las «cloacas del estado». Rosell vuelve a la primera línea política tras el archivo de la denuncia que puso el ex ministro José Manuel Soria y que le obligó a dejar su escaño en 2015. Con su imagen restaurada, la candidata aprovechó los primeros minutos para contar su historia y «dar ejemplo de dignidad». Rosell criticó el papel que tuvieron entonces los medios de comunicación y aseguró que las personas son las que escriben la historia: «Querían tumbarnos y que se creyeran lo de Venezuela y todos los bulos. Querían dañar nuestra imagen, pero la historia es vuestra«.

Gobierno Poltergeist

El candidato al Congreso por Granada, Pedro Honrubia, siguió el hilo marcado por la magistrada y denuncío el papel de «los mercenarios del poder»: «Me dan vergüenza los medios de comunicación mercenarios y un gobierno que creo la policía política para perseguir adversarios políticos. Los golpistas son ellos«. Honrubia criticó las intenciones de Sánchez: «Podemos es la alternativa al Gobierno de las tres derechas y al 'Poltergeist' del PSOE y Ciudadanos. Al igual que en la película, quieren construir un mandato sobre los cimientos de una casa llena de fantasmas».

Noelia Vera pidió en su discurso la confianza de los votantes para recuperar el país de las manos de las «cuatro empresas que lo dirgen». Vera criticó el «trifachito» que quiere «dividir más aún la sociedad» y que «los que se parten la espalda estemos en nuestra casa pariendo obreros». «Tenemos la capacidad para cambiar las cosas. »Hay que olvidarse por una vez de los colores y carnes de la izquierda hay que pelear cosas más importantes ahora«.

Por último, Neyva Molina, la segunda en la lista al Congreso por Granada, se adueñó de las palabras del poeta uruguayo Mario Benedetti y se comprometió a «defender la alegría frente a la ausencia», en referencia a la despoblación del Marquesado de Zenete. «No había gente joven en esa España vaciada, que no vacía. La juventud está en Ibiza o en Europa buscándose la vida. Nos pondremos en la piel de esos pueblos deshabitados para que vuelva a haber vida». «Nuestro banco caja Granada, ahora se llama Bankia. Tenemos que recuperar derechos sociales y nacionalizar la energía».

«Cuando inundamos las calles en el 15 M, nos decían los patriotas de bandera en el balcón que jugaramos con las reglas del juego que están marcadas en la constitución y vamos a demostrarles que con sus reglas se puede cambiar el país a mejor», dijo antes de que concluyera el acto.