Rajoy no descarta una gran coalición con el PSOE pero sin Pedro Sánchez

Rajoy, hoy, en un foro en Barcelona./
Rajoy, hoy, en un foro en Barcelona.

El presidente plantea que en la próxima legislatura “habrá que hacer un esfuerzo de negociación y razón” con Cataluña

NURIA VEGAMadrid

Mariano Rajoy no anticipa ni rechaza a priori ningún escenario. Si el día 20 de diciembre las urnas señalan al PP primera fuerza, pero sin los respaldos suficientes como para poder gobernar en solitario, llegará el momento de los pactos, y el presidente ni tan siquiera descarta una gran coalición con el PSOE. No obstante, fuentes de la dirección de campaña del PP admiten que esa posibilidad es difícil, sobre todo con Pedro Sánchez al frente, y reconocen que podría ser más fácil con otra socialista llevando las riendas del partido: Susana Díaz.

Fuentes del PP siguen confiando en que el partido ganará las elecciones mientras creen, según sus últimos datos, que en la segunda posición están empatados Podemos y los socialistas, y que el partido de Pablo Iglesias podría llegar a superar al PSOE. Mientras, ven a Ciudadanos en una línea descendente desde hace días que le colocaría en el cuarto puesto.

Lo que se pretende, según las fuentes consultadas, es que llegue el mensaje de "cuidado que vienen los superrojos". Y no entienden por otro lado esa posición "prepotente" de Albert Rivera de no querer pactar con el PP ni apoyar una eventual nueva investidura de Mariano Rajoy.

Rechazan que eso suponga utilizar un "mensaje del miedo" y explican que responde a una opción que tiene posibilidades de darse tras el 20 de diciembre.

más información

El presidente avanza que su batalla girará en torno a conseguir un Gobierno con la solidez suficiente como para poder presentar un programa y cumplirlo a lo largo de la legislatura. Y entiende que la suma de PSOE y Podemos no sería buena para España. Fuentes del PP confirman el avance de la formación de Pablo Iglesias en lo que va de campaña y tratan de lograr en las elecciones la distancia suficiente respecto a la segunda fuerza política para evitar que la suma del resto posibilite una coalición alternativa de gobierno.

Por ahora, Ciudadanos se resiste a respaldar ni a Rajoy ni a Sánchez, ni a PP ni a PSOE. Entonces apoyará a Pablo Iglesias, ha advertido en tono jocoso el jefe del Ejecutivo.

En 'Génova' son prudentes sobre los escaños que lograrán el domingo y no se atreven a dar un resultado aunque se muestran optimistas con la última encuesta del CIS, que daba al PP un 28,6% de voto y una horquilla de 120 a 128 escaños.

Desafío independentista

En un desayuno coloquio de La Vanguardia celebrado en Barcelona, Rajoy ha abordado, además, el desafío independentista, un tema prioritario para la próxima legislatura, y ha invitado al presidente del Generalitat a dialogar. Habrá que hacer un esfuerzo de negociación y razón, ha proclamado Rajoy yendo un paso más allá de lo que suele ser habitual.

Una vez que se forme Gobierno en España sin duda habrá que hablar, creo que los problemas se resuelven hablando y hablando, ha insistido. Ahora bien, los límites de esa negociación siguen siendo los mismos. Tengo que decir una cosa con claridad, si soy presidente, la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles y la ley no se van a discutir y no se van a poner encima de ninguna mesa de negociación; se puede aceptar o no pero esta es mi posición, ha sentenciado.

Rajoy admite, eso sí, que ha llegado la hora de reformar el sistema de financiación autonómica y está dispuesto a aceptar incluso el debate sobre la reforma de la Constitución. No me niego a hablar de ello, pero me importan los contenidos, ha recordado. En este sentido también escuchará la propuesta de Unió Democrática de Cataluña, que defiende una disposición adicional en la Carta Magna que reconozca la especificidad de la identidad de Cataluña. Todo se puede hablar, ha concluido el jefe del Ejecutivo.

Ahora, el reto en este territorio pasa por la constitución del futuro Ejecutivo de la Generalitat. A mí me gustaría que saliera un gobierno normal, de gente sensata, ha valorado el presidente ante los aplausos y las risas de los asistentes. En la mesa central, escuchaban sus palabras el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, y el candidato de los populares en los pasados comicios autonómicos de septiembre, Xabier García Albiol.