Navarro llama a indecisos a que confíen en el PSOE para «no dejar el futuro de sus hijos en manos de nadie»

Micaela Navarro, cabeza de lista por Jaén, junto a Manuel Fernández y otros socialistas, informaron ayer a los vecinos de la capital de sus propuestas./
Micaela Navarro, cabeza de lista por Jaén, junto a Manuel Fernández y otros socialistas, informaron ayer a los vecinos de la capital de sus propuestas.

El secretario general de los socialistas jienenses habló ayer de un «último empujón para lograr una mayoría suficiente»

IDEALJAÉN

La candidata número 1 al Parlamento andaluz por el PSOE de Jaén, Micaela Navarro, hizo ayer un llamamiento a los indecisos y a las personas «desencantadas» para que voten al PSOE «y no dejen el futuro de sus hijos en manos de nadie». Navarro participó, junto al secretario general, Francisco Reyes, y al candidato a la alcaldía de Jaén, Manuel Fernández, en un reparto electoral por las calles de la capital

Navarro afirmó que «puede haber personas desencantadas y desilusionadas porque tienen muchos problemas para atender a sus familias de manera digna». La candidata socialista pidió «a esas personas que algún día confiaron en el PSOE y en la izquierda, que le den su confianza al PSOE» en estas elecciones andaluzas para que « no dejen el futuro de sus hijos en manos de nadie».

En este sentido, recalcó que en Andalucía «tenemos claro lo que ha hecho el Gobierno andaluz» a la hora de «blindar todas las políticas que hacen posible la igualdad de oportunidades, sobre todo en los momentos en los que somos más vulnerables». Enumeró la defensa de la sanidad pública, de la educación pública, de la gratuidad de los libros de texto, del transporte escolar o de la Ley de Dependencia, en la que Andalucía sigue aportando el 80% del presupuesto.

Así las cosas, Navarro manifestó que el PSOE va a «seguir dando la cara, atendiendo a las personas y haciendo todo lo posible para que todos puedan acceder en igualdad de condiciones a los recursos básicos, invirtiendo para que éstos sean de calidad y apostando por el empleo, tal y como lo está haciendo el Gobierno andaluz de Susana Díaz con los mayores y menores de 30 años y los mayores de 45». «Ése es el aval con el que Susana Díaz y el PSOE se presentan a estas elecciones del 22 de marzo. Nadie nos va a votar por lo que hemos hecho, pero todo el mundo sabe que podemos hacerlo», subrayó respecto a esta defensa del Estado de Bienestar.

Por su parte, Francisco Reyes señaló que los socialistas iban a trabajar hasta la medianoche para dar «un último empujón» a la campaña, ya que el PSOE «necesita una mayoría suficiente para poder desarrollar su proyecto y su programa electoral sin intermediaciones ni presiones de ningún otro».

Gestión diferente

Reyes consideró que «ha sido importante que haya habido un Gobierno andaluz que ha gestionado la crisis de manera distinta» a la del Gobierno de España. En la misma línea, apuntó que también será importante que «haya un Gobierno de progreso en Andalucía para afrontar la salida de la crisis», un Gobierno que «piense en aquellos que no llegan a final de mes». «La recuperación no será hasta que no llegue a todas las familias», advirtió Reyes, quien destacó que el PSOE trabajará también por las clases medias y los empleados públicos, quienes van a recuperar sus derechos de la mano de Susana Díaz.