Podemos plantea una reforma de la PAC

«Una nueva forma de concebir el patrimonio cultural agrario en Andalucía, defendiéndolo desde los conocimientos no formales a las vías pecuarias, los cortijos o los paisajes agrarios; protegiendo los espacios agrarios singulares, como las huertas periurbanas o la Vega de Granada»

JUAN ESTEBAN POVEDA

«Consumir y producir de otra manera. La agricultura es fuente de desarrollo económico y social. Es necesario un Pacto por la revitalización y el futuro del sector agrario andaluz». Son propuestas de Podemos para el campo. Planteamientos que incluyen una reforma de la Política Agraria Común. «Aplicando la PAC en Andalucía con valentía política en defensa de la explotación familiar y en apoyo a la transición productiva». asegura Podemos en un comunicado que recuerda que muchas de las propuestas de la formación a nivel nacional en este terreno salieron del círculo de Martos.

«Hemos de poner en marcha el pago redistributivo, que permite apoyar más las primeras 30 hectáreas y el límite máximo de ayudas por explotación. Defenderemos nuestro modelo de forma proactiva en las futuras negociaciones de la PAC, posibilitando que las ayudas vayan los titulares agricultores activos, reorientando el apoyo público hacia los sectores más frágiles y con mayor valor medioambiental, y recuperando la modulación de las ayudas en función de la dimensión de las explotaciones», asegura una nota firmada por el Círculo Podemos de Martos, Alfonso Cerón.

«Una nueva forma de concebir el patrimonio cultural agrario en Andalucía, defendiéndolo desde los conocimientos no formales a las vías pecuarias, los cortijos o los paisajes agrarios; protegiendo los espacios agrarios singulares, como las huertas periurbanas o la Vega de Granada», añade el comunicado

Se plantea «una producción más sostenible: plantas comarcales de compostaje y bancos de estiércol y materia orgánica y la recuperación de las variedades locales. Resulta imprescindible el fomento de las energías renovables y la inversión en I+D+i de las explotaciones agrarias, ajustando al mismo tiempo los consumos de agua del regadío al óptimo técnico, económico y ecológico».

Pero también se apuesta por «una nueva forma de comercialización y transformación, apoyando el cooperativismo agrario así como a la pequeña y mediana industria alimentaria y a la industria artesanal. Aplicaremos con rigor la Ley de Medidas para el funcionamiento de la cadena alimentaria frenando los comportamientos abusivos de la gran distribución comercial; y apoyaremos el desarrollo de los circuitos cortos y la venta directa agricultor-consumidor».