Los notarios revelan la primera caída del precio de la vivienda en dos años

Construccion de viviendas en Colmenar Viejo. /Andrea Comas (Reuters)
Construccion de viviendas en Colmenar Viejo. / Andrea Comas (Reuters)

El importe medio cede un 4,5% en julio hasta los 1.376 euros por metro/cuadrado

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Los notarios han detectado un primer síntoma de desaceleración en el mercado inmobiliario por primera vez desde el verano de 2016: el precio medio de la vivienda registrada en las notarías se situó en julio en los 1.376 euros por metro cuadrado (m2), lo que supone una reducción del coste de las casas de un 4,5% con respecto al mismo mes del año pasado.

Así lo certifican los datos publicados por el Consejo General del Notariado, donde se refleja que el precio medio de los pisos se ha reducido un 5,5% en términos interanuales. Mientras que en el caso de las viviendas unifamiliares, su coste ha seguido aumentando al hacerlo a un ritmo superior al 1,3%. El recorte de precios ha afectado, además, a todo tipo de viviendas. En las del mercado libre, el precio de los pisos de segunda mano bajó el 5,9 % (1.506 euros/m2), mientras que el de los de obra nueva repuntó el 5,1 % (2.049 euros/m2).

Durante el séptimo mes del año, se registraron 52.014 transacciones sobre viviendas, el 0,6% más que un año antes en términos corregidos (esto es, descontada la diferencia de días festivos). Si se tiene en cuenta la estadística sin modificar, en el mercado libre, el aumento fue del 2,9%, gracias a que la venta de segunda mano subió el 4,6 % y compensó el retroceso del 11,7 % de la obra nueva.

En el mes de julio, se constituyeron 34.295 nuevos préstamos hipotecarios, el 5,7 % más que un año antes, con una cuantía media de 189.193 euros, el 1,4 % más. Las hipotecas destinadas a la adquisición de un inmueble repuntaron el 10,4% (26.706 préstamos), en tanto que los destinados a la construcción descendieron el 17,1% (681).

La tendencia a pedir préstamos para financiar la compra de una vivienda está a punto de volver a ser mayoritaria entre los compradores, tras unos años en los que hasta un 70% de las operaciones se realizaban sin pedir hipotecas. En julio, un 48% de esas adquisiciones fueron financiadas con créditos bancarios, una proporción que los notarios no certificaban desde 2011, el peor año de la crisis, cuando la caída del mercado hipotecario ya comenzaba.

Fotos

Vídeos