La mitad de los trabajadores españoles gana menos de 19.100 euros brutos al año

Dos empleados trabajando en un astillero./Fernando Gómez
Dos empleados trabajando en un astillero. / Fernando Gómez

El salario medio apenas se eleva 11 euros al mes hasta los 1.889 euros brutos, lo que supone una pérdida de 1,4 puntos de poder adquisitivo

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

España se divide en dos mitades: aquellos que ganan más de 19.083 euros brutos al año y aquellos que ganan menos de dicha cantidad. Cada una de las partes está compuesta de más de 7,8 millones de trabajadores, que tuvieron un sueldo medio de 1.889 euros brutos al mes. Ésta es una de las conclusiones que se extrae de la encuesta sobre el decil de salarios del empleo principal que este jueves publicó el INE con datos de la EPA referidos a 2017.

El sector financiera, el que mejor paga

Las remuneraciones más altas volvieron a estar en 2017 en el sector de la banca y los seguros, donde el sueldo medio se situó en los 3.371,8 euros brutos al mes, y siete de cada diez trabajadores cobra más de 2.136 euros. Le siguen las actividades relacionadas con la energía eléctrica (3.193 euros) y la información y comunicaciones (2.548 euros). Por el contrario, los salarios más bajos se dan en las empleadas de hogar (776 euros), que tienen unos ingresos medios casi 2.600 euros al mes inferiores que los trabajadores de banca.

Otra de las conclusiones es que el año pasado los salarios volvieron a crecer después de que por primera vez echaran el freno en 2016. No obstante, se trata de una subida insuficiente incluso para recuperar lo perdido: aumentaron de media 10,9 euros al mes, lo que supone casi 5 euros menos que la caída que experimentó un año atrás, cuando se redujeron 15,6 euros.

De esta forma, los trabajadores perdieron poder adquisitivo, concretamente 1,36 puntos menos, puesto que la inflación media en 2017 se situó en el 1,94% y el alza salarial fue de apenas seis décimas. Llevan así dos años consecutivos de pérdidas, pese a que la economía acumula cuatro años de avances por encima del 3%.

De aquí se extrae también que desde 2012 el salario medio ha crecido poco más del 2%, que precisamente es la subida mínima que pactaron los sindicatos y patronales para este año en el acuerdo de negociación colectiva. Si finalmente esto se materializara (por el momento el alza en los convenios firmados este año alcanza el 1,93%), supondría que en 2018 la remuneración crecería lo mismo que en los últimos seis años.

Y es que el 30% de los asalariados -aproximadamente 4,7 millones de personas- ganan menos de 1.230,9 euros brutos al mes. Por el contrario, otro 30% ingresa más 2.136 euros al mes, mientras que el grupo más numeroso -que comprende a 6,72 millones de trabajadores- obtiene una remuneración que oscila entre los 1.230,9 y 2.136,3 euros.

Para elaborar esta estadística, el método que se sigue es dividir a todos los asalariados (15,6 millones) en diez grupos iguales en función de la cuantía de su salario mensual (prorrateando todas las retribuciones salariales entre doce). De esta forma, se reparte el 10% de los trabajadores en cada grupo según sus honorarios. El primer decil salarial corresponde al 10% de los trabajadores con menos salarios; el segundo decil, al 10% siguiente, y así sucesivamente hasta el décimo decil, correspondiente al 10% de asalariados con mayores ingresos.

Además, se divide al total de trabajadores en dos partes iguales: los que ganan más y los que ganan menos, de forma que se extrae también el salario mediano, que coincide con el nivel superior del decil 5. Así es cómo se refleja que mientras que el salario medio subió, el mediano volvió a caer por cuarto año consecutivo hasta situarse en los 1.590,3 euros brutos al mes en 2017, 4,2 euros menos que un ejercicio atrás y por debajo incluso del que había en 2013, el peor año de la crisis económica.

Esto significa que la mitad de los trabajadores españoles tiene unos ingresos mensuales inferiores a los 1.590,3 euros al mes, lo que multiplicado por 12 pagas da un salario de 19.083,6 euros brutos anuales. A su vez, dos de cada diez asalariados ganaron menos de 1.001,8 euros brutos al mes, lo que supone unos ingresos anuales inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que el Gobierno quiere establecer para el próximo año: 900 euros al mes pero en catorce pagas, lo que supone 580 euros más al año que lo que recibieron el año pasado más de 3,1 millones de empleados.

La brecha de género aumenta

Las mujeres, los jóvenes, las personas con un menor nivel de formación, los trabajadores con un contrato temporal y menor antigüedad en la empresa son aquellos que presentan los salarios más bajos. Especialmente relevante es la denominada 'brecha de género' que no solo pervive en el mercado laboral español, sino que incluso se amplió en 2017, después de haber disminuido los dos ejercicios precedentes. Se sitúa ahora en el 25,3%, cuatro décimas más que en 2016. Así, el sueldo medio de los hombres escaló en 2017 hasta los 2.090,6 euros brutos al mes, mientras que ellas se tienen que conformar con 1.668,6 euros de media, 421 euros menos.

El Instituto de Estadística justifica esta evidente desigualdad de género en que «las mujeres trabajan a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mayor proporción que los hombres».

De hecho, más elevada que la brecha de género es la que existe entre trabajadores con contratos temporales frente a los indefinidos. Así, si el sueldo medio de estos últimos se situó en los 2.086,7 euros en 2017, el de los empleados eventuales disminuyó hasta los 1.343,4 euros de media, lo que supone una diferencia del 55,3% o 743 euros menos al mes.

Temas

Ine

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos