La OCDE avisa que es necesario trabajar «más tiempo y contribuir más» para una jubilación «decente»

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría. /
El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, lo justifica ante el cambio demográfico y la desaceleración de la economía mundial

EUROPA PRESSParís

El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, ha advertido de que trabajar "más tiempo y contribuir más" es la única forma de lograr ingresos "decentes" durante la jubilación, ante el cambio demográfico y la desaceleración de la economía mundial.

Así pues, Gurría ha pedido más reformas para garantizar la sostenibilidad de los sistemas de pensiones público y privados, pese a los avances en los últimos años. "Tenemos que trasladar mejor el mensaje de que trabajar más tiempo y contribuir más es el único camino para conseguir un ingreso decente en la jubilación", ha explicado.

Un nuevo informe de la OCDE constata que la crisis estimuló a la mayoría de los países a acelerar las reformas, como la reducción o el aplazamiento de la indexación de las pensiones y el aumento de la edad legal de jubilación.

En este sentido, la OCDE avala que el aumento de la edad efectiva de jubilación puede "ayudar" a los desafíos que se plantean, si bien pide "más esfuerzos" para ayudar a los trabajadores de más edad a encontrar y conservar empleos. "Las políticas públicas para reducir la discriminación por edad, mejorar las condiciones de trabajo y aumentar las oportunidades de formación para los trabajadores de más edad son esenciales", indica.

El organismo liderado por Gurría justifica su advertencia ante el contexto de bajo crecimiento, bajos tipos de interés y los reducidos rendimientos de las inversiones vinculadas a la economía global. "Están agravando los problemas de envejecimiento de la población, tanto para los sistemas de pensiones públicos y privados", según el informe.

El informe también pide fortalecer el marco regulatorio para ayudar a los proveedores de fondos de pensiones y rentas vitalicias ante la incertidumbre sobre la mejora de la esperanza de vida.