Avatrade

7 reacciones del mercado financiero ante la inestabilidad política en España

7 reacciones del mercado financiero ante la inestabilidad política en España
En las últimas semanas se están viendo diferentes reacciones de los mercados a la crisis institucional provocada por el desafío independentista catalán
R. I.

La crisis secesionista en Cataluña no está pasando desapercibida en los mercados financieros. En las últimas semanas se están viendo diferentes reacciones de los mercados a la crisis institucional provocada por el desafío independentista catalán. La magnitud de estas reacciones podrá agravarse en el caso de que se prolongue la crisis actual, con consecuencias notables que podrían dificultar volver a situaciones anteriores. Estas son algunas de las principales reacciones que, a día de hoy, están encendiendo la alarma en los mercados por la situación catalana:

1. Alza en los tipos de interés

La rentabilidad del bono catalán se ha disparado en los momentos de mayor incertidumbre de la crisis soberanista. Coincidiendo con la comparecencia de Puigdemont en el Parlamento de Cataluña en la que se esperaba que declarase la independencia de manera unilateral, la rentabilidad del bono catalán con vencimiento en junio de 2018 pasó, en tan solo una semana, del 2% al 3,6%. Estas rentabilidades tan altas para deuda con vencimiento en menos de un año no son normales en los países de la zona euro, sino más bien en economías con altas tasas de inflación.

2. Calificación crediticia

La calificación crediticia de Cataluña está actualmente en el nivel del “bono basura”. S&P, Moody’s y Fitch no sólo mantienen esa calificación a la deuda regional catalana sino que, en el caso de que la crisis actual se prolongue, han comenzado a avisar de que bajarán todavía más el rating a Cataluña: Fitch, en una nota hecha pública el mes pasado motivaba esta nueva rebaja en una “reducción o retirada del apoyo estatal a medio plazo” que se uniría al ya de por sí “débil desempeño presupuestario de Cataluña, su alto endeudamiento y el riesgo de financiación”.

3. Prima de riesgo

De la misma manera que la prima de riesgo española se mide tomando como referencia la prima alemana, la prima de riesgo de la deuda emitida por las regiones españolas se mide en relación a la prima española. Tomando como referencia emisiones de deuda con vencimiento a medio plazo, unos dos años y medio, el diferencial de la deuda catalana respecto a la española ha alcanzado ya los 300 puntos básicos. Murcia, la siguiente región con mayor diferencial respecto a la deuda soberana tiene su prima en torno a 50 puntos básicos.

4. Depreciación del euro

La moneda europea por su parte tampoco ha permanecido ajena a la crisis catalana. En las primeras semanas de octubre, coincidiendo con la celebración del referéndum por la independencia, la divisa europea perdió posiciones frente al dólar americano, llegando a dejarse en una jornada más de un 0,5%. Posteriormente, la percepción de que la reacción del Gobierno Central propiciaría una vuelta a la normalidad institucional frenó estas caídas. Las reacciones a esta crisis como lo que se está viviendo en España en este mes de octubre, demuestra, una vez más, que los tipos de cambio en el mercado de divisas y su volatilidad están sujetos al acontecer político - económico internacional.

5. Freno al crecimiento

Cataluña es una de las comunidades autónomas más ricas de España, suponiendo un 19% del PIB total español. Con este peso en la economía española, ante la crisis actual, el Gobierno español ha tenido que revisar las previsiones de crecimiento del PIB para el año 2018. El ajuste a la baja en las previsiones que ha remitido el Gobierno a Bruselas ha sido, de momento, de tres décimas (del 2,6% al 2,3%).

6. Disminución de la actividad económica

La disminución de la actividad económica ya está teniendo su impacto en la actualidad. El sector turístico, uno de los sectores económicos más relevantes en la economía de la región, está viendo con preocupación cómo la incipiente recuperación de la actividad económica se está viendo amenazada por esta crisis. De acuerdo con una encuesta realizada por Exceltur, lobby formado por 21 de las más importantes empresas del sector, la actividad turística desde el 1 de octubre, fecha del referéndum independentista, disminuyó un 15%. Así mismo, de acuerdo a la misma fuente, las reservas para el último trimestre del año se han reducido ya un 20% respecto al año pasado.

7. Volatilidad y pérdidas en las bolsas

El pasado 4 de octubre el IBEX-35 se dejó en una sola sesión un 2,8%, siendo la mayor caída registrada desde el BREXIT. Posteriormente esta caída se ha ido corregido paulatinamente, gracias, en gran medida, a los anuncios de traslado de sede social fuera de Cataluña de los bancos catalanes que forman parte del selectivo español: Sabadell y Caixabank.

No obstante, el riesgo en el mercado de valores no ha desaparecido. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en su última Nota de Estabilidad Financiera alerta de que si la crisis actual se prolonga, pueden endurecerse las condiciones de financiación, lo que unido a una “pérdida de confianza” por parte de los inversores, podría producir nuevos descensos en las cotizaciones y “rebrotes puntuales” de la volatilidad.