Valerio se compromete a no reformar las pensiones sin consenso

Valerio se compromete a no reformar las pensiones sin consenso

El Pacto de Toledo se da más tiempo para acordar la nueva fórmula de revalorización de las pensiones

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

No habrá reforma de las pensiones si ésta no cuenta con un respaldo mayoritario, tanto de los grupos parlamentarios como de los agentes sociales. Así de claro lo dejó este miércoles la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, que desde el principio se mostró muy crítica con la reforma que hizo de manera unilateral el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2013.

«No pida usted al Gobierno que haga de manera unilateral una ley, como hizo el anterior Gobierno», respondió la ministra a la petición de la diputada de Unidos Podemos Yolanda Díaz de que el Ejecutivo garantice por ley la subida de las pensiones en función del IPC. En este sentido, Valerio, durante su comparecencia en la sesión de control del Congreso, abogó por respetar la metodología de trabajo que existe a este respecto y que pasa por esperar las recomendaciones que haga el Pacto de Toledo y las propuestas que se consensúen en la mesa del diálogo social. «Habrá ley, pero de acuerdo con las recomendaciones del Pacto de Toledo y con la mesa del diálogo social», prometió la ministra, que pidió a Unidos Podemos que transmita «confianza, certidumbre y esperanza» en el sistema público de pensiones «y no introduzca la semilla de la duda», porque eso -advirtió- sólo beneficia a quienes quieren «sacar tajada» del sistema.

De cualquier forma, Valerio quiso tranquilizar a la diputada de la formación morada y mostró su confianza en que la recomendación número 2 que en estos momentos está siendo objeto de un duro debate en el seno del Pacto de Toledo garantizará el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones, algo con lo que -aseguró- el Gobierno está «totalmente comprometido».

Sin embargo, habrá que esperar por lo menos otra semana más para que esta comisión anuncie la nueva fórmula de revalorización, ya que la reunión que estaba prevista para este miércoles se canceló ante la falta de acuerdo. «Nos damos más tiempo para seguir avanzando, porque hoy habríamos salido con un desacuerdo», explicaron a este medio fuentes parlamentarias.

Y es que, igual que sucedió la semana pasada, había muchas esperanzas puestas en que por fin, tras dos años de trabajo, el Pacto de Toledo llegara a un consenso para volver a vincular las pensiones con el IPC. Y por eso hasta última hora de la tarde de este miércoles estuvieron trabajando todos sus miembros en la redacción de un texto que satisficiera a todos los grupos.

No fue posible. Sobre la mesa había dos propuestas: la de PDeCAT, que cuenta con el respaldo de PP, Ciudadanos y PNV y que recoge el IPC como elemento «troncal» para la subida de las prestaciones, pero que deja en el aire la posibilidad de incorporar otros factores como el PIB o los salarios en función del ciclo económico; y la de Unidos Podemos, que defiende que la única manera de garantizar el poder adquisitivo de los jubilados es que las pensiones suban al menos lo que suban los precios.

Ante la posibilidad de que ninguna de estas dos propuestas prosperara, los grupos se han puesto a trabajar en un tercer texto que englobe ambos planteamientos, ya que «había muchos flancos que quedaban sueltos», según precisaron. Habrá que esperar, una vez más, al nuevo encuentro que tendrá lugar la próxima semana.

Tensa manifestación frente al Congreso

Pero mientras tanto, los pensionistas volvieron a manifestarse frente a las puertas del Congreso para reclamar pensiones dignas y que éstas se revaloricen conforme al IPC. Durante la concentración se vivieron momentos de tensión, ya que los jubilados intentaron derribar las vallas de seguridad para acceder al Hemiciclo pero los agentes se lo impidieron. Varios diputados de Podemos, entre ellos su secretario general, Pablo Iglesias, salieron a mostrar su apoyo a esta manifestación, durante la que se escucharon gritos de «PSOE, PP, la misma mierda es», «No somos terroristas, somos pensionistas» o «Queremos la pensión del padre del Borbón».

Fotos

Vídeos