El Ibex-35 termina a la baja, pero salva los 8.800 puntos

El Ibex-35 termina a la baja, pero salva los 8.800 puntos
EFE

Sólo nueve valores terminaron en positivo y el más rentable fue Siemens Gamesa que sumó un 1,23%

CRISTINA VALLEJOMadrid

Números rojos generalizados en las Bolsas del Viejo Continente. Y ellos alimentados en parte por las pérdidas con las que arrancaron los índices de Wall Street tras los descensos con que también terminaron el viernes. Bien es verdad que en el momento del cierre de las plazas del Viejo Continente los descensos de la Bolsa de Nueva York habían mermado.

El selectivo español estuvo durante la primera mitad de la sesión dudando entre los números rojos y los verdes. Terminó decidiéndose por las pérdidas a partir de las dos y media de la tarde. Marcó mínimos del día en los 8.808 puntos pasadas las cuatro y media. Desde ahí trató de recuperar posiciones, pero el intento fue en vano: terminó con un recorte del 0,83%, hasta los 8.812,5 puntos.

En todo caso, el selectivo español tuvo uno de los mejores cierres del día. El PSI-20 de Lisboa fue el peor de la jornada, con un recorte del 1,52%. A continuación se colocó el Fste Mib de Milán, que se dejó un 1,15%, mientras que el Cac 40 francés y el Ftse 100 británico también retrocedieron algo más de un punto porcentual. El Dax alemán bajó un 0,86%.

En el selectivo español, sólo nueve valores terminaron en positivo. El más rentable fue Siemens Gamesa, que sumó un 1,23%. A continuación se colocó Iberdrola, que sumó un 0,97%. Entre los valores al alza, otro de los grandes: Telefónica subió un 0,46%. Cerraron al alza otras 'utilities': Naturgy y Endesa sumaron alrededor de un 0,20%. En verde también terminaron Mapfre, ArcelorMittal, Mediaset y Ferrovial.

En negativo, Dia fue el peor valor, con un descenso del 10,64%. Después, Inditex e IAG, con retrocesos de un 3,87% y de un 3,62%, respectivamente. A continuación, Indra, que se dejó un 2,85%.

Tipos de interés

Uno de los elementos que suscita una mayor incertidumbre esta semana es la reunión ordinaria de política monetaria que la Reserva Federal norteamericana mantendrá el miércoles. El mercado da por descontado que subirá los tipos de interés, algo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha vuelto a criticar: lo considera «increíble», teniendo en cuenta la baja inflación y la fortaleza del dólar. De todas maneras, más que este incremento del precio del dinero, lo que los inversores más vigilarán será si la institución da pistas respecto a lo que podría hacer el próximo año: de las últimas declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell, el mercado interpretó que podría frenar el ritmo en las subidas de los tipos de interés. Ello fue un alivio, porque el mercado ya considera que la economía se está viendo negativamente afectada por la guerra comercial, y podría temer que un excesivo endurecimiento monetario podría acelerar la llegada del final de ciclo de crecimiento. Veremos si el banco central ratifica todas estas sensaciones.

Precisamente, de acuerdo con Kristina Hooper, de Invesco, en declaraciones a Bloomberg, lo que se ha observado este lunes en el mercado es el mismo temor que la semana pasada a una potencial desaceleración económica global.

Además, hay otro posible ingrediente que aporta incertidumbre: problemas políticos en Washington, como la próxima salida del secretario de Interior de Estados Unidos, Ryan Zinke, envuelto en investigaciones sobre posibles conflictos de interés. Además, sigue pesando el riesgo de un cierre de la administración el viernes si no hay un acuerdo presupuestario en Estados Unidos. El presidente de Estados Unidos demanda 5.000 millones de dólares para construir el muro en la frontera con México, mientras que los demócratas no quieren gastar más de 1.370 millones de dólares en la protección de las fronteras.

Por lo demás, el 'brexit' continúa siendo un foco de incertidumbre. La primera ministra Theresa May ha declarado que tiene la intención de que se vote el acuerdo al que llegó el Gobierno británico con la Unión Europea en la semana del 14 de enero. La Unión Europea ya no tiene previstas más reuniones con el Reino Unido sobre el Brexit, aunque May haya advertido que el acuerdo estaría prácticamente muerto si Bruselas no incluyera más concesiones.

Otros indicadores

En el mercado de divisas, el euro ganaba posiciones frente al dólar. La moneda única avanzaba alrededor de un 0,35%, hasta el nivel de 1,1343 unidades. En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono estadounidense a diez años se movía a la baja: retrocedía del 2,89% hasta el 2,87%.

El interés del bono alemán se mantenía en el entorno del 0,25%. El rendimiento del bono italiano a diez años pasaba del 2,93% hasta el 2,95%; y el del español se mantenía en el entorno del 1,40%. Con ello, sus respectivas primas de riesgo se movían en los 270 y los 114 puntos básicos, respectivamente.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, bajaba casi un 1%, hasta los 59,70 dólares. El Brent lleva rondando los 60 dólares las tres últimas semanas. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba un 2,23%, hasta los 50 dólares.

Claves de la sesión

-El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 0,83%, para colocarse en los 8.812,50 puntos.

-Sólo nueve valores del selectivo cerraron en verde. El mejor fue Siemens Gamesa, que se anotó un 1,23%. En rojo el peor fue Dia, con un descenso del 10,64%.

-El euro al cierre de la sesión ganaba un 0,35%, hasta el nivel de 1,1346 unidades.

Temas

Bolsa