El Ibex-35 cierra al alza, pero no recupera los 9.800

El Ibex-35 cierra al alza, pero no recupera los 9.800

El selectivo cerró la sesión con una subida del 0,34%, para dar un último cambio en los 9.788,90 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

Los mercados de renta variable ahora se mueven según el ritmo que marca la guerra comercial. Y parece que ésta ha sido una jornada de distensión, quizás sobre todo por la opinión que muestran destacados participantes del mercado, como el CEO de Goldman Sachs, que afirma que la escalada es simple retórica y forma parte de la estrategia de negociación. De todas maneras, hay analistas que anticipan que el verano puede ser movido, puesto que la retórica y la estrategia de negociación, sobre todo las de Donald Trump, forman parte de la campaña electoral con vistas a los comicios de mitad de mandato que tienen lugar en noviembre, por lo que puede que hasta entonces haya volatilidad y noticias más gruesas sobre aranceles y enfrentamiento con China u otros países con los que Estados Unidos tiene déficit comercial importante. El riesgo, de todas maneras, es que el mercado tema un choque de todos contra todos, y hoy la Unión Europea ha anunciado unas primeras medidas contra EE.UU.: una tasa del 25% sobre 2.800 millones de euros en importaciones americanas. También, en que termine afectando al crecimiento: los bancos centrales ya han advertido de que la escalada en las tensiones comerciales ha empezado a dañar la confianza entre las empresas.

Pero lo que ha mandado hoy ha sido la distensión en los mercados. Ésta se observó en la subida que registraron las Bolsas a nivel mundial, con pequeñas excepciones. Así, el CSI 300 de China cerró por la mañana la jornada con un avance del 0,30%, mientras que el índice Nikkei de Tokio subió un 1,24%.

En el Viejo Continente, el Ibex-35 terminó el día con una subida del 0,34%, para dar un último cambio en los 9.788,9 puntos. Bien es verdad que el índice estuvo más alto hasta las cuatro de la tarde: el indicador, durante la mayor parte de la jornada estuvo claramente por encima de los 9.800 puntos, incluso por encima de los 9.850, pero en la última hora de negociación vimos cómo ponía en riesgo la cota de los 9.800 puntos.

Esa pérdida de fuerza en el último tramo de la jornada quizás obedeciera a que si bien la apertura de Wall Street mostró cierta fuerza, a partir de las cuatro el Dow Jones, por ejemplo, se desinfló y entró en terreno negativo. De hecho, al cierre de la sesión, el indicador americano se dejaba un 0,2%. Pero el S&P 500 aguantaba con un avance del 0,25%, mientras que el Nasdaq se anotaba un 0,7%.

En el resto de Europa hubo subidas, aunque aún más discretas que en el Ibex-35: el Ftse 100 británico sumó un 0,31%, mientras que el Ftset Mib de Milán y el Dax alemán ganaron alrededor de un 0,15%. Pero también hubo pérdidas, como las del Cac 40 francés, que se dejó un 0,34%, mientras que el PSI-20 de Lisboa perdió un 0,19%.

Merlín, el mejor; Cie, el peor

En el Ibex-35 destacó Merlin Properties, que ganó un 3,14%. A continuación, Técnicas Reunidas, que se anotó un 1,78%. Colonial, por su parte, se apuntó un 1,60%.

Entre los grandes, destacó el Santander, con una subida del 1,42%, debido a una buena recomendación de JP Morgan. Después se situó Meliá, también con un avance de alrededor de un 1,4%. Grifols, Aena y Endesa también avanzaron más de un 1%.

Pérdidas para pocos valores. El peor, Cie Automotive, que cayó un 3,02%, quizás por su sensibilidad a la guerra comercial. Le siguió Gamesa, con un descenso del 2,20%, mientras que Amadeus recortó un 2,01%.

Entre los grandes, dos en negativo: Repsol, que bajó un 1,62%, mientras que Inditex perdió un 0,10%.

Materias primas y deuda

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, se anotaba un 0,11% al cierre, hasta los 75,16 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 1,28%, hasta los 65,90 dólares. Ello, dos días antes de que la reunión de la OPEP empiece oficialmente en Viena, aunque ya se están produciendo encuentros entre los técnicos, que negocian cuánto aumentar la producción. O, como aclara el ministro del petróleo de Omán, Mohammed Al Rumhy, cuánto reducir el recorte de producción acordado a finales del año 2016. Hay países importantes, como Irán, que son contrarios a aumentar el bombeo de crudo y otros, como Venezuela, que no tienen capacidad de incrementar su producción. Por el contrario, Rusia quiere incrementar el objetivo de producción de manera sustancial. Ante posiciones tan diferentes, no hay que descartar que el próximo 22 de junio no haya acuerdo en Viena.

En el mercado de divisas, el tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantenía más o menos sin cambios respecto a la sesión de ayer, en el entorno de 1,158 unidades.

En el mercado de deuda, estabilidad, con la prima de riesgo española en el entorno de los 85 puntos básicos y la de Italia, en los 215.

Temas

Ibex 35

Fotos

Vídeos