El Ibex-35 vuelve a los 8.600 puntos con la deuda inmune al riesgo italiano

Bolsa de Madrid. /EFE
Bolsa de Madrid. / EFE

Sólo dos valores del selectivo español, el mayor damnificado por las ventas, esquivaron las pérdidas: MásMóvil, que subió un 1,57%; y Acciona, que se anotó un 1,11%

CRISTINA VALLEJOMadrid

En la sesión en que se ha hecho oficial la caída del Gobierno de Italia con la dimisión de su primer ministro, Giuseppe Conte, los índices europeos han terminado la jornada con unas pérdidas que venían arrastrándose desde por la mañana. Con la noticia de la dimisión, los descensos se reducían, pero en el ultimísimo tramo de la jornada, volvían a incrementarse quizás como consecuencia del periodo de incertidumbre que se abre en uno de los mayores países de Europa o por los acontecimientos que tenían lugar al otro lado del Atlántico. Sea como sea, al cierre, el Ibex-35 perdía un 1,32%, para dar un último cambio en los 8.618,3 puntos, mínimos intradiarios. 

El indicador doméstico fue el peor del Viejo Continente. Le siguió el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 1,11%. Pero en el Eurostoxx 50 no destacaron los valores italianos entre los peores, o no más que los de otros países: entre los diez que más bajaron, sólo uno, Enel, era italiano, con un descenso de cerca de un 2%. En cuanto a los valores de la Bolsa italiana que no cotizan en el Eurostoxx, entre los peores, se colocaron bancos como Bper Banca, Ubi Banca o Banco Bpm, que se dejaron entre un 2% y un 3%. 

El resto de índices europeos cayeron menos de un punto porcentual: el Ftse 100 británico perdió un 0,90%, el PSI-20 de Lisboa, un 0,63%, y el Dax alemán y el Cac 40 francés, alrededor de medio punto porcentual. 

Sólo dos valores del selectivo español, el mayor damnificado por las ventas, esquivaron las pérdidas: MásMóvil, que subió un 1,57%; y Acciona, que se anotó un 1,11%. Entre los mejores, pero ya en rojo, únicamente Colonial, Grifols, Iberdrola y Ferrovial bajaron menos de medio punto porcentual. 

Ence fue el peor, con un recorte del 5,06%, seguido de Sabadell y Mediaset, ambos con pérdidas superiores al 3%. Este porcentaje rozaron las pérdidas de Siemens Gamesa. 

Entre los valores que bajaron más de un 2%, dos de los grandes: Telefónica (-2,59%) y Repsol (-2,07%). 

La deuda italiana mejora

Todos los escenarios están abiertos en Italia: desde la formación de un Gobierno presidido por un técnico que pueda proponer el presidente de la República, Sergio Mattarella, hasta la celebración de elecciones anticipadas a las que la Lega de Matteo Salvini concurriría con una gran ventaja en las encuestas, pasando por la posibilidad de un acuerdo entre el Partido Democrático (de centro-izquierda) con el Movimiento Cinco Estrellas para cerrar el paso a la ultraderecha que seguramente tras unos eventuales comicios podría gobernar sólo con los socios conservadores y los situados más a su derecha (Forza Italia y los Hermanos Italianos). 

Lo cierto es que, a tenor del comportamiento de la deuda italiana, el mercado no ve grandes riesgos en el horizonte. Es cierto que en toda Europa bajaron los intereses de los bonos, pero los de la deuda italiana, más: el rendimiento del título italiano a diez años retrocedió desde el 1,43% hasta el 1,37% y el dos años, desde el 0,10% hasta realizar incursiones en terreno negativo. 

Mientras, la rentabilidad del bono español a diez años cayó del 0,13% al 0,09% y la de su comparable alemán, del -0,66% al -0,70%. 

Ello implica que la prima de riesgo de Italia se estrechó de los 208 hasta los 206 puntos básicos, mientras que la de España se mantuvo clavada en los 78 puntos básicos.

También cayó la rentabilidad del bono estadounidense a diez años: desde el 1,60% al 1,55%. 

En el mercado de divisas, coincidiendo con la noticia de la dimisión de Giuseppe Conte, el euro recuperó terreno frente al billete verde, para acercarse a la cota de 1,11 unidades. 

Pérdidas también en Wall Street 

Mientras, en Wall Street, prudencia y cierta volatilidad: los índices dudaron entre los números rojos y los verdes, aunque parecieron imponerse los primeros, lo que influyó en las plazas europeas. Ello, antes de que el asesor económico de Donald Trump, Larry Kudlow, mantenga estos días conversaciones con representantes del mundo de los negocios sobre la situación de la economía, la posibilidad de una recesión y la guerra comercial. Más avanzada la semana, el mundo prestará atención al presidente de la Reserva Federal norteamericana, Jerome Powell, y a otros banqueros centrales, en la reunión anual que celebran en Jackson Hole, que siempre da pistas sobre sus próximos movimientos. 

Respecto a la guerra comercial, un elemento que pudo contribuir a enturbiar la sesión fueron las palabras del secretario de Estado de EE.UU., Michael Pompeo, que afirmó en la CNBC que Huawei no es la única compañía china que plantea riesgos.

En el mercado de materias primas, el oro subió y recuperó los 1.500 dólares. En cambio, el precio del petróleo cayó. 

Claves de la jornada

- El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 1,32%, para dar un último cambio en los 8.618,30 puntos. Fue el peor índice de Europa.

- Sólo dos valores del selectivo español terminaron en verde: MásMóvil y Acciona. En rojo, Ence fue el peor, con un retroceso del 5,06%.

- Tras la dimisión del primer ministro italiano, Giuseppe Conte, la rentabilidad de los bonos bajó y la prima de riesgo de Italia se estrechó.