El Ibex-35 cierra en rojo pero encima de los 9.100 puntos

El Ibex-35 cierra en rojo pero encima de los 9.100 puntos
EFE

Las pérdidas se paliaron gracias al rebote en el precio del petróleo

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 arrancaba la sesión en negativo, cayendo hasta los 9.040 puntos. Ello, debido a que el Gobierno italiano formado por la Liga y el Movimiento Cinco Estrellas se mantuvo firme en sus perspectivas de déficit (2,4%) y de crecimiento del PIB (1,5%) para el año que viene, haciendo, por tanto, caso omiso a la Comisión Europea, que pidió que Roma remitiera un presupuesto rectificado con el que el país pudiera cumplir sus compromisos de déficit. «La expansión fiscal decidida por el Gobierno se limita a lo que es estrictamente necesario para contrarrestar la ralentización del ciclo económico», escribió Giovanni Tria, ministro italiano de Economía, en una carta. El único matiz introducido por el Ejecutivo del país fue una previsión de ingresos mayor atribuida a ventas de patrimonio público.

Pese a este mantenimiento del desafío, la prima de riesgo de Italia apenas se tensionó: se amplió desde los 303 hasta los 307 puntos básicos porque la rentabilidad del bono italiano a diez años subió desde el 3,44% hasta el 3,48%. El resto de bonos se mantuvo más o menos estable, sin cambios.

Quizás por esa escasa tensión en los activos italianos, al Ibex-35 le fue posible ir recuperando posiciones a medida que fueron pasando las horas. Así, desde los mínimos que marcaba a las diez de la mañana en los 9.040 puntos pasó a marcar máximos del día cerca de los 9.180 puntos entre las dos y media y las tres y media de la tarde.

A ello ayudó también el rebote que tenía lugar en el precio del petróleo, después de la fuerte caída sufrida en las dos últimas semanas y media que culminó ayer con el recorte de más de un 7%. Al cierre de la sesión europea, el barril de Brent, de referencia en Europa, subía un 2,5%, hasta los 67,15 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se anotaba un 2,4%, para recuperar los 57 dólares. Ello, porque se especula con la posibilidad de que la OPEP y sus aliados estén considerando un recorte de producción de más de un millón de barriles diarios, tal y como había propuesto Arabia Saudí a principios de esta semana. El cártel está cada vez más preocupado por la potencial sobreoferta que hay en el mercado.

Bien es verdad que, a medida que transcurrían los minutos, las ganancias del petróleo iban mermando. Media hora después del cierre de la sesión europea, el crudo subía alrededor de un 1,5%, un punto porcentual menos que justo antes del cierre.

Cierre en rojo

Pero, a partir de las tres y media de la tarde y de sus máximos intradiarios, el selectivo español volvió a perder terreno y entró en números rojos. Al cierre, el índice se dejaba un 0,42%, para dar un último cambio en los 9.106,6 puntos.

El único indicador europeo que era capaz de cerrar en verde era el PSI-20 de Lisboa, que sumó un 0,08%. El peor de todos los indicadores fue el Ftse Mib de Milán, que retrocedió un 0,78%. El Cac 40 francés, por su parte, se dejó un 0,65%, mientras que el Dax alemán retrocedió algo más de medio punto porcentual.

La recta final de la sesión europea coincidía con la reunión que mantenía la premier británica Theresa May con su gabinete. En ese encuentro, May era la encargada de defender el acuerdo al que ha llegado con Bruselas sobre el 'brexit'. No las tiene todas consigo: los partidarios de un 'brexit' duro no estarán de acuerdo. Y tampoco será fácil que se apruebe en el Parlamento, puesto que los laboristas ya han dicho que probablemente voten en contra.

Aunque lo que posiblemente debilitó los ánimos en los mercados a nivel global fue la noticia que llegaba de Estados Unidos: un congresista demócrata ha puesto en cuestión el nuevo acuerdo comercial del Nafta. Además, las acciones tecnológicas continuaban bajo presión, con pérdidas para Apple, Netflix y Alphabet.

Además, desde el lado macroeconómico se conocía el dato de IPC de octubre en Estados Unidos: los precios subieron a un ritmo del 2,5%, de acuerdo con lo previsto, pero por encima del ritmo de subida del mes anterior (2,3%). Eso sí, la inflación subyacente, es decir, sin alimentos ni energía, subió un 2,1%, una décima menos de lo previsto.

Con ello, pese a la apertura alcista de Wall Street, cuando se acercaba el cierre de las Bolsas europeas, los principales indicadores de la Bolsa de Nueva York estaban en negativo.

En el mercado de divisas, el euro avanzaba un 0,25% frente al billete verde, hasta el nivel de 1,1316 unidades.

Los ascensos

De vuelta en el selectivo español, Técnicas Reunidas encabezó las ganancias, con una subida de casi un 4%. A continuación se colocó Dia, que se anotó un 2,37%. Meliá e Iberdrola avanzaron un 1,86% y un 1,36%, respectivamente. Pocos valores más terminaron la jornada en verde: Indra, Mediaset, Red Eléctrica, Enagás, CaixaBank, Cellnex y Endesa completaron el inventario de compañías en positivo. También se salvó de los recortes Colonial, que cerró sin cambios.

En rojo, el peor, Cie Automotive, que retrocedió un 2,51%. A continuación, Acciona, que se dejó casi un 2%. Inditex, Amadeus, Ferrovial, Siemens Gamesa, Aena y Repsol bajaron más de un punto porcentual.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, fuertes caídas para OHL (-18,14%), Codere (-17,08%) y PharmaMar (-15,34%). En positivo, sólo Parques Reunidos (5,82%) subió más que Técnicas Reunidas.

Claves de la sesión

-El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 0,42%, para dar un último cambio en los 9.106,6 puntos.

-Técnicas Reunidas encabezó los ascensos del selectivo español, con una revalorización del 3,99%. El peor fue Cie Automotive, con un recorte del 2,51%.

-El precio del petróleo recuperaba posiciones al cierre de la sesión, aunque con ganancias mermantes: pasó de subir un 2,5% a ganar un 1,5%, de cotizar por encima de los 57 a hacerlo sobre los 56.

 

Fotos

Vídeos