El Ibex-35 cae un 0,46% y cierra en mínimos desde agosto de 2016

El Ibex-35 cae un 0,46% y cierra en mínimos desde agosto de 2016
EFE

Dia lideró los ascensos, junto a Acerinox, Amadeus, Inditex y Repsol

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 arrancaba la sesión tratando de poder recuperar terreno, pero en realidad no logró entrar en números verdes en ningún momento. A la media hora de iniciada la jornada, el índice comenzaba a perder terreno a gran velocidad, para marcar mínimos del día poco antes de las doce de la mañana en los 8.470 puntos. Desde ahí, intentó remontar, para cerrar la sesión en los 8.556,8 puntos, un nuevo mínimo desde 2016, lo que supone un descenso del 0,46%.

No toda Europa terminó el día con pérdidas. El peor índice de la jornada fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 0,97%. Mientras, el PSI-20 de Lisboa perdió algo más de medio punto porcentual. El Ftse 100 británico bajó un mínimo 0,03%. En verde, el Cac 40 francés, que sumó un escueto 0,04%, mientras que el Dax alemán avanzó un 0,21%.

En el Ibex-35, Dia lideró los ascensos, con una revalorización del 5,49%. A continuación se colocaron Acerinox y Amadeus, con ganancias de un 1,62% y de un 1,36%, respectivamente. Después, IAG y MerlinProperties, que se anotaron un 0,80%. Entre los grandes valores, dos terminaron con avances: Inditex y Repsol, que sumaron un 0,40% y un 0,38%, respectivamente.

En rojo, Bankia y CaixaBank fueron los peores, con pérdidas de un 3,60% y de un 3,24%, respectivamente. Después, Siemens Gamesa y Cellnex, que bajaron un 2,68% y un 2,50%, por ese orden. Cerca de dos puntos porcentuales retrocedieron Indra, Bankinter y Enagás. En negativo también Santander (-1,19%), BBVA (-0,76%), así como Iberdrola (-0,20%) y Telefónica (-0,16%).

Junto a las salidas de dinero en los mercados de renta variable europeos en la jornada de este viernes, también las vimos en los de deuda. Así, observamos subidas de los intereses de los bonos. Las más importantes, en Italia: la rentabilidad del diez años italiano pasó del 2,73% hasta el 2,81%. El rendimiento de los títulos alemanes pasó desde el 0,22% hasta el 0,24%. El de sus comparables españoles, desde el 1,37% hasta el 1,39%.

En el mercado de divisas, el euro perdía hoy terreno contra el billete verde. Al cierre de la sesión europea, la moneda comunitaria se dejaba alrededor de un 0,3%, hasta el nivel de 1,1413 unidades.

Evolución errática

En Wall Street, al cierre de la sesión europea, veíamos un comportamiento mixto. Así, si el Dow Jones se encontraba prácticamente plano, el S&P 500 avanzaba un 0,6%, y el Nasdaq retrocedía alrededor de un 0,7%. Y eso que en los primeros cambios de la sesión apuntaban a un rebote consistente.

Los inversores no parecían hacer demasiado caso al presidente de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, que buscaba animarles afirmando que la institución escuchará a los mercados financieros y a las señales que proporcionen a la hora de tomar sus decisiones de política monetaria. Por lo tanto, que en la última reunión de política monetaria se haya anticipado que el próximo ejercicio habrá dos subidas de los tipos de interés sólo significa, según las palabras de Williams, que es una guía, en ningún caso un compromiso.

Quizás este errático comportamiento en Wall Street obedecía a que aún estaba pendiente de resolverse la cuestión presupuestaria para esquivar el cierre de la administración. A media tarde, hora europea, la situación parecía complicarse: Donald Trump amenazaba con la posibilidad de un largo cierre. Y no es ése el único problema político en Washington: el secretario de Defensa de EE.UU., Jim Mattis, ha presentado su dimisión después de que Donald Trump decidiera retirar a los 2.000 soldados estadounidenses de Siria.

Tampoco hay que olvidar que durante la sesión americana se publicaron varias referencias económicas: por ejemplo, el dato definitivo del PIB estadounidense del tercer trimestre, que creció un 3,4% en tasa trimestral anualizada, por debajo del 3,5% estimado. Mayor decepción propinó el dato de pedidos de bienes duraderos. Sin embargo, batieron expectativas tanto la evolución de los gastos personales como el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan.

En la zona euro, en cambio, el indicador de confianza del consumidor cayó más de lo esperado. Con ello, la semana cierra en negativo en todos los mercados, con pérdidas de entre un 2,13% (el Dax alemán) y más del 6% (el Nasdaq). El Ibex-35 acaba la semana con un recorte del 3,7%.

Maerias primas y divisas

En el mercado de materias primas, continuaba la caída del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 1,3%, hasta los 53,6 dólares, otro mínimo desde el año 2017, tras haber bajado más de un 5% en la sesión anterior. El barril de West Texas, en cambio, se sostenía en tablas a las puertas de los 46 dólares.

Prácticamente en tablas permanecía el precio del oro en el entorno de los 1.260 dólares.

Claves de la sesión

-El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 0,46%, para dar un último cambio en los 8.556,80 puntos. En la semana baja un 3,7%.

-Dia encabezó las ganancias, con una revalorización del 5,49%. Bankia y CaixaBank fueron los peores, con pérdidas de más de un 3%.

-El barril de Brent, de referencia en Europa, volvía a moverse en negativo, para marcar otro mínimo anual y desde 2017 por debajo de los 54 dólares.